Skip to content

El pueblo martu de la región desértica occidental de Australia Occidental es el guardián histórico de las vastas extensiones del Gran Desierto Arenoso, el Pequeño Desierto Arenoso y el desierto Gibson, así como de la zona de Karlamilyi (río Rudall). Sus tierras abarcan 13.6 millones de hectáreas, el doble del tamaño de Tasmania.

La manera en que el pueblo martu maneja y demuestra su fuerte conexión con la tierra es esencial para su cultura y un gran ejemplo del éxito que viene acompañado de la autodeterminación. Para sus miembros, las tierras saludables comienzan con “yaninpa ngurraku” (ir al país), continúan con “ngarraku ninti” (conocer el país) y se completa con “kanyirninpa ngurrara” (mantener/cuidar el país).

Acerca de la asociación Martulu-Palyalu

La asociación de BHP con Kanyirninpa Jukurrpa (KJ), la organización martu, ofrece programas sociales, culturales y ambientales para conservar y proteger la cultura, la tierra y el patrimonio del pueblo martu. Ha generado importantes oportunidades de empleo para el pueblo martu, especialmente a través de un programa de protectores de la tierra. BHP también apoya al grupo de artistas de Martumili, que se encuentran en el Centro Artístico de East Pilbara en Newman (Australia Occidental).

La asociación Martulu-Palyalu es una de las asociaciones comunitarias más sólida de BHP. Para esta actualización de Prospects, le preguntamos a Thelma Judson, una anciana del pueblo martu, lo que esta asociación significaba para ella. Garry Earl-Spurr, responsable del área de idiomas de KJ, dirigió la entrevista en nuestro nombre y Derrick Butt, protector de la tierra del pueblo martu, tradujo las respuestas de Thelma. Un agradecimiento especial a Zan King, director general de KJ, por facilitar esta entrevista y a Thelma por aceptar participar sin ninguna objeción.


Prospects: El pueblo martu fundó KJ en 2005 para cuidar sus tierras, y BHP ha sido su socio durante más de 10 años. ¿Qué piensa sobre el crecimiento de este programa en ese tiempo y qué significa el programa para usted y su familia?

Thelma: Sí, es realmente bueno. KJ ha crecido. Cuando empezó, era una organización pequeña. Cuando era niña, mi tía y yo trabajamos mucho en ella y ahora KJ ha crecido. Todos los protectores de la tierra han viajado por todo el lugar, por todo nuestro país y el mundo. Todos se llevan bien en KJ. Trabajamos juntos. Incluso con Martumili. BHP ayuda a ambas organizaciones.

Todos vivimos bien aquí. Es trabajo para todos: para todos los jóvenes, para todos los jóvenes martu. Todos los chicos trabajan, chicos y chicas, ¡todos!

Cuando crezcan, estos niños pueden trabajar en KJ. Mientras haya trabajo y oportunidades para ellos allí, pueden prosperar en KJ. Vivirán bien (“Kurranyiwanajanu”). Todas estas historias se originaron mucho antes de que ellos nacieran, y las generaciones futuras están repitiendo las historias de los antepasados. Sí, es bueno, estamos contentos.

¿De qué cosas que este programa haya cumplido se siente más orgullosa?

Estoy orgullosa de mi tierra natal y de poder cuidarla.

¿Qué significa para los miembros más jóvenes del pueblo martu? ¿Ha visto un cambio en ellos?

Todos estos jóvenes se han vuelto personas buenas y saludables. Porque priorizamos a los ancianos. Las personas mayores. Estamos hablando con ellos, contándoles todas sus historias. Por ejemplo, de dónde vienen. Todas esas historias. Ahora lo tienen presente: se aferran y cuidan todas estas historias de sus abuelos y sus antepasados.

Ahora los jóvenes también escuchan y comprenden. Todos aprenden y conocen. Ellos recuerdan todos esos lugares sagrados de agua para desenterrarlos y sacarlos a la luz, y para aprender más acerca de ellos mientras trabajan y mantienen su salud. Todo... todo está muy bien.

¿Cuáles son algunas de las cosas en las que usted ha estado directamente involucrada como parte del programa? ¿Qué puede decirnos acerca de lo que hizo como parte de este trabajo?

He trabajado como protectora de la tierra. Ayudo a enseñar a las generaciones más jóvenes las historias y cómo cuidar la tierra. Hacemos viajes a Kalyuku Ninti, donde vamos y visitamos los lugares de nuestros antepasados. Cuidamos la tierra quemando y cuidando a los animales. Es un trabajo importante.

¿Qué tan importante es para usted que se mantengan la cultura y las tradiciones del pueblo martu?

Deben seguir cuidándolas para siempre, este es su trabajo. Cuando seamos demasiado viejos, seguirán haciéndolo. Los jóvenes se aferrarán a ellas y las cuidarán; ellos asumirán ese papel.

Los jóvenes se encargarán de ellas. Seguirán aferrándose a su tierra natal y preservando su bienestar. Les mostraremos estos lugares, sus tierras natales a las que pertenecen, y ellos seguirán cuidándolos para siempre. Todos los lugares sagrados de agua. Y, luego, seguirán yendo a esos lugares. A aquellos lugares de dónde venía la familia, los abuelos y las abuelas, sus antepasados. Volverán a sus propios lugares a los que están conectados. Es bueno. KJ está haciendo lo correcto, es bueno. KJ funciona, siempre y cuando estemos en la comunidad.

¿Cómo ha cambiado la tierra durante este tiempo?

El país ha vuelto a ser próspero porque el pueblo martu cuida la tierra. La tierra no es saludable cuando el pueblo martu no la cuida.

¿Qué más le gustaría lograr a través del programa?

Deben seguir viviendo allí (“jiirtuka”). Todas las historias que se originaron antes de que nacieran, que ya han sido transmitidas por sus antepasados, los protectores de la tierra deben seguir viviendo en ese lugar (“jiingkangulyu”) y los jóvenes necesitan permanecer y persistir allí. Necesitan registrar nuestras historias para cuando ya no estemos aquí.

Deben seguir siendo personas decididas y que trabajan duro; es un trabajo continuo lo que están haciendo. Deben seguir trabajando firmemente como protectores de la tierra y cuidar todo esto como si fuese un todo. Los protectores de la tierra y BHP están trabajando con los artistas; deben seguir trabajando juntos como un solo equipo.

El programa funciona bien. Hay protectores de la tierra, líderes y nuestros programas culturales. Todos son importantes. Al trabajar todos juntos, fortalecemos la generación más joven. Fuerte de mente y corazón. Podrán continuar cuidando nuestras tierras.

Me gustaría ver más y más gente joven trabajando y participando en KJ. Me gustaría que BHP siguiera trabajando con KJ.

Si tuviese que adelantarse 20 años, ¿qué le gustaría ver?

Aquellos que nos sigan por mucho tiempo en el futuro, habiendo cumplido con las metas, estarán creciendo y trabajando allí mismo con KJ. Serán fuertes en términos de cultura e idioma, y conocerán mucho acerca del país y cómo cuidarlo. Personas que viven en comunidades. Más viviendas para nuestras comunidades para ayudar a las familias a vivir en comunidad. Todo el mundo seguirá viviendo con buen espíritu, salud y vitalidad.

Programas similares a este en otros lugares no han tenido tanto éxito, ¿por qué cree que el suyo funciona tan bien?

Es bueno porque le pertenece a todo el pueblo martu, nos pertenece a todos. Es nuestra organización. Hace lo que nosotros queremos y necesitamos hacer. Escucha al pueblo martu y crece con nosotros. Probamos nuevos programas y seguimos creciendo. KJ escucha al pueblo martu. Se origina en el pueblo martu. Criamos a nuestros jóvenes y les enseñamos cómo aprender sobre las empresas para que sepamos cómo entender el mundo convencional. Los jóvenes están creciendo para ser fuertes en ambos mundos.

¿Desea agregar algo?

Queremos que KJ y los artistas sigan trabajando como uno solo equipo, y que BHP siga financiando a KJ y a los artistas aquí en la comarca, es realmente bueno. Estamos transmitiendo este mensaje a los más jóvenes, y ellos necesitan transmitirlo de nuevo a las generaciones futuras.

 

Thelma Judson nació en la región de los lagos Percival en Australia Occidental. De niña, ella y sus tres hermanos permanecían cerca de las principales fuentes de agua mientras sus padres salían a cazar. Finalmente, los rastreadores del pueblo martu convencieron a la familia de Thelma para que se mudaran a la Misión Jigalong, y fueron una de los últimos martu en abandonar el desierto. Thelma y su familia se trasladaron a la comunidad de Parnngurr durante el movimiento “Volver al país”. En la actualidad, Thelma, su esposo e hijos viven entre Newman, Port Hedland y la comunidad de Parnngurr. Thelma es miembro del grupo de artistas de Martumili y el equipo de protectores de la tierra de Parnngurr.

Descubre más en martumili.com.au y kj.org.au

Loading the player...