El agua es una parte integral de lo que hacemos y es vital para la longevidad de BHP. Dependemos del acceso al agua y no podemos funcionar sin ella.

El acceso al agua limpia y segura es un derecho humano básico y esencial para mantener la salud de los ecosistemas. Nuestra Declaración de Posición sobre Administración de Recursos Hídricos describe la visión de BHP de un mundo con seguridad hídrica para 2030, que está en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ONU). Este es un mundo en el que se conserven los recursos hídricos y sean capaces de seguir sustentando ecosistemas saludables, mantener los valores culturales y espirituales y sostener el crecimiento económico; en el que el derecho humano al agua segura y accesible y los derechos tradicionales de los pueblos originarios se puedan materializar y sostener; y en el que la gestión del agua sea eficaz y beneficiosa, garantizando que las comunidades y los ecosistemas prosperen para las generaciones futuras.
Water Report 2018

Declaración de Posición sobre Administración de Recursos Hídricos

En el año fiscal 2019, desarrollamos nuestra Declaración de Posición sobre Administración de Recursos Hídricos, que expresa el compromiso de BHP con la administración de los recursos hídricos y su defensa.

 

Nuestra ambición

Nuestra visión sobre el agua se describe en nuestra Declaración de Posición sobre Administración de Recursos Hídricos y está respaldada por nuestra Estrategia de Gestión de Recursos Hídricos y nuestros objetivos y metas. Nuestro enfoque de la administración de los recursos hídricos se representa visualmente en la siguiente figura. Cada uno de los elementos de nuestro enfoque se analiza en esta página web.

La Declaración de Posición se desarrolló luego de un amplio compromiso interno y externo y está en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y otras iniciativas como el Mandato del Agua de los Directores Generales del Pacto Mundial de las Naciones Unidas  y la Declaración de Posición sobre el Agua del Consejo Internacional de Minería y Metales (ICMM). En nuestra Declaración sobre la Posición se describen los desafíos a los que se enfrentan las aguas dulces y marinas en todo el mundo y pretende reforzar la noción de una responsabilidad de todos para la acción conjunta. Nuestro enfoque para hacer realidad esta visión incluye la adopción de medidas para mejorar la gestión del agua dentro de BHP y de acciones catalizadoras para fortalecer la gestión del agua más allá de nuestros Assets operados.

 

Nuestro enfoque y postura


BHPs approach to water stewardship

Nuestra visión en nuestra Declaración de Posición sobre Administración de Recursos Hídricos está respaldada por nuestra Estrategia de Gestión de Recursos Hídricos que se adoptó en el año fiscal 2017 para mejorar nuestra gestión del agua, aumentar la transparencia y contribuir a la resolución de los desafíos compartidos en relación con el agua. La estrategia se revisó en el año fiscal 2022 para garantizar que sigue siendo eficaz y que continúa alineándose con las ambiciones de nuestra compañía y de la sociedad. La revisión dio lugar a mejoras en nuestra estrategia para el año fiscal 2017 y a las correspondientes actualizaciones menores de nuestra Declaración de Posición sobre Administración de Recursos Hídricos. A continuación, figura la versión actual de los pilares de la estrategia.

The five pillars of our Water Stewardship Strategy

Al fijar objetivos con parámetros clave contribuimos a centrar nuestros esfuerzos, controlar el avance y asumir nuestra responsabilidad. Hemos tenido objetivos públicos específicos para el agua durante más de 15 años. Estos objetivos han evolucionado desde los fijados de forma descendiente sobre la base de métricas de intensidad (agua utilizada por tonelada de producto), pasando por una combinación de objetivos sobre la base del riesgo y objetivos de reducción absoluta del volumen, hasta los objetivos hídricos regionales basados en el contexto (CBWT).

Durante el período comprendido entre el año fiscal 2018 y el año fiscal 2022, nos fijamos el objetivo público de sostenibilidad relacionado con el agua de reducir en el año fiscal 2022 la extracción de agua dulce1 un 15 % con respecto a los niveles ajustados del año fiscal 2017 en todos nuestros Assets operados. El objetivo del período comprendido entre el año fiscal 2018 y el año fiscal 2022 se superó con una reducción del 29 % de la extracción de agua dulce respecto de los niveles ajustados del año fiscal 2017 en todos nuestros Assets operados.

Hemos seguido esforzándonos para perfeccionar nuestro enfoque en materia de fijación de objetivos y metas. Entre el año fiscal 2020 y el año fiscal 2023, BHP encomendó Análisis de Situación de los Recursos Hídricos (WRSA)2 para establecer una visión colectiva sobre los desafíos compartidos en materia de agua dentro de las regiones o cuencas donde operamos. Estos WRSA han demostrado que, aunque la minimización de la extracción de agua dulce seguirá siendo importante para nosotros y para otras partes interesadas, en algunas de las regiones en las que operamos, la extracción de agua dulce no es el principal riesgo o desafío relacionado con el agua para la región. Además, durante el período comprendido entre el año fiscal 2018 y el año fiscal 2022, se hizo hincapié en reducir el uso de agua dulce y cambiar la fuente del agua a fuentes de menor calidad.  Esto ha incrementado el uso de fuentes de agua no dulce en algunas de nuestras regiones.

Nos comprometimos en nuestra Declaración de Posición sobre Administración de Recursos Hídricos a desarrollar los CBWT con el objetivo de mejorar nuestra gestión interna del agua en BHP y contribuir al beneficio colectivo y a los enfoques compartidos de la gestión del agua en las regiones donde operamos.  Sobre la base de las evaluaciones de riesgos a escala de captura y de los WRSA, en el año fiscal 2023 publicamos nuestra primera serie de CBWT a escala de Assets, que se aplicarán durante siete años hasta el año fiscal 2030.3

Debido a la naturaleza regional de los desafíos hídricos, nuestros CBWT reconocen que estos varían según el lugar debido a las diferencias físicas y sociales.4 Por ejemplo, en nuestros Assets chilenos, donde el agua procede ahora principalmente de la desalinización, la protección marina y la eficiencia en el uso del agua son desafíos hídricos clave. Los CBWT pretenden contribuir a abordar de forma más eficaz los desafíos compartidos en materia de agua en nuestras regiones operativas y se basaron en nuestro conocimiento de las cuencas y en nuestros WRSA. El desempeño de acuerdo con los CBWT se comunicará en futuras divulgaciones y seguiremos probando la pertinencia de los CBWT y los hitos a medida que aumente el conocimiento colectivo de las cuencas en las que operamos. Puede encontrar más información sobre los WRSA y los CBWT en "Desafíos hídricos compartidos".

En el año fiscal 2017, nos fijamos una meta a largo plazo de colaborar para hacer posible la gestión integrada de los recursos hídricos en todas las cuencas en las que operamos para el año fiscal 2030. Revisamos este objetivo a largo plazo durante el desarrollo de nuestras metas para 2030 y hemos incorporado nuestra meta a largo plazo sobre el agua a nuestra meta de un medioambiente sano. Nuestra meta de un medioambiente sano para 2030 se apoya en nuestros CBWT , ya que se espera que contribuyan a la protección o a la recuperación de los ecosistemas dependientes del agua en las proximidades de nuestros Assets operados.

La extracción se define como el agua extraída y destinada a ser utilizada (de acuerdo con la guía del ICMM).  "Agua dulce" se define como el agua que no sea agua de mar, agua residual de terceros y agua subterránea hipersalina. La extracción de agua dulce también excluye el agua incorporada que no estaría disponible para otros usos. Estas exclusiones se hicieron para ajustarse a la intención del objetivo de reducir el uso de fuentes de agua dulce sujetas a la competencia de otros usuarios o del medioambiente. Los datos de referencia del año fiscal 2017 se han ajustado para tener en cuenta la importancia de la huelga de trabajadores que afectó a las extracciones de agua en Escondida en el año fiscal 2017 y las mejoras en las metodologías de balance hídrico en WAIO y BMA en el año fiscal 2019, que incluyeron la alineación de los balances hídricos con la guía del ICMM. Se excluyeron las operaciones discontinuadas (Assets operados en Estados Unidos en tierra firme y Petroleum), BHP Mitsui Coal (BMC) y las alianzas comerciales no operadas. 

El Análisis de Situación de los Recursos Hídricos (WRSA) es una evaluación holística de la situación del agua en la que opera un Asset. El proceso está diseñado para describir los desafíos hídricos que comparten las partes interesadas y las oportunidades de acción colectiva para hacer frente a esos desafíos. El WRSA es preparado por un tercero fiable y se basa en la información disponible públicamente y en las contribuciones directas de las partes interesadas. Dentro de un área definida que incluye los recursos hídricos con los que interactúa BHP, cada WRSA incluye la evaluación de:

  • la sostenibilidad del volumen y la calidad de los recursos hídricos, teniendo en cuenta las interacciones de todas las demás partes y cualquier valor medioambiental, social o cultural relacionado, así como las previsiones de cambio climático;  
  • el estado de las infraestructuras hídricas, el acceso al agua, el saneamiento y la higiene de las comunidades locales;  
  • la salud medioambiental de las cuencas hidrográficas que alimentan los recursos hídricos, teniendo en cuenta la extensión de la vegetación, la escorrentía y la posible conservación de la zona; 
  • los acuerdos externos de gobernanza del agua y su eficacia 

Los CBWT están destinados a aplicarse a nivel de Assets para nuestros Assets operados. Debido a la anterior revisión de la desinversión de nuestro Asset NSWEC, está previsto que el desarrollo de los CBWT para este Asset se complete en el año fiscal 2024, junto con los CBWT para nuestros Assets tradicionales no operativos. Examinaremos la necesidad de revisar o desarrollar CBWT nuevos o adicionales cuando se produzcan cambios sustanciales en nuestro portafolio o uno de nuestros Assets operados pase a la fase operativa, lo que puede requerir, en primer lugar, un Análisis de Situación de los Recursos Hídricos (WRSA) en la medida en que no sea aplicable un WRSA existente.

Mandato del Agua de los Directores Generales del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, Pacific Institute, CDP, The Nature Conservancy, Instituto de Recursos Mundiales, WWF, Centro PNUMA-DHI sobre Agua y Medioambiente, 2019. Cómo fijamos los objetivos para el agua del sitio en función del contexto de la cuenca: Guía para las empresas.

Gobernanza y supervisión compromiso, divulgación y desempeño

  • Gobernanza y supervisión 

    Para más información sobre la función de la Junta Directiva de BHP en la supervisión de nuestro enfoque y resultados en materia de sostenibilidad, consulte la página web de Enfoque de sostenibilidad. 

    Utilizamos nuestra Declaración de Posición sobre el Agua, nuestra Estrategia de Gestión de Recursos Hídricos y nuestros estándares (el estándar de Nuestros Requerimientos para el Medioambiente y el Cambio Climático, Estándares de Gestión de Recursos Hídricos) para gestionar el agua en BHP. Cada uno de nuestros Assets operados ha asignado la rendición de cuentas y responsabilidades respecto de sus actividades clave de gestión del agua, y esto es un requisito de nuestros Estándares de Gestión de Recursos Hídricos.

    La gobernanza de nuestras actividades relacionadas con el agua es esencial para nosotros, ya que el agua forma parte integral de nuestro negocio y es vital para la longevidad de BHP. No podemos operar sin ella. Utilizamos el agua de muchas maneras, que incluyen, pero no se limitan a: 

     

    • la extracción para actividades como el procesamiento de minerales, la supresión del polvo, el riego del ecosistema y el procesamiento de los relaves mineros;
    • la gestión para acceder al mineral mediante la extracción de agua (realizada desde debajo del nivel freático para permitir el acceso al mineral) y en nuestros Assets tradicionales (estos se refieren a aquellos Assets operados total o parcialmente por BHP, que están ubicados en las Américas y que se encuentran en fase de cierre);
    • el abastecimiento de agua potable e instalaciones sanitarias a los empleados y a los municipios;
    • la devolución el agua al medio receptor;
    • la interacción con los recursos hídricos marinos a través de nuestras instalaciones portuarias;
    • la utilización del agua marina para la desalinización 

    Para obtener un ejemplo más detallado sobre cómo utilizamos el agua en nuestros Assets operados, consulte nuestro caso práctico de Olympic Dam.


    Como usamos el agua de muchas maneras y dada la importancia crítica del agua para BHP, tenemos la responsabilidad de gestionar de manera eficaz y tener el control sobre nuestras interacciones con el agua y evitar o minimizar nuestros impactos adversos potenciales o reales sobre los recursos hídricos. También reconocemos la importancia de trabajar con otros para permitir una gestión y administración más eficaz de los recursos hídricos en las comunidades, regiones y países en los que tenemos operaciones.

    La administración eficaz de los recursos hídricos debe comenzar dentro de nuestros Assets operados. A partir de allí, podemos colaborar de forma más convincente con otros para encontrar soluciones a los desafíos compartidos en materia de agua. 

    La gestión responsable del agua hará, en última instancia, que BHP sea más resiliente y contribuirá a un valor medioambiental y social duradero. 

    Debemos gestionar diversos riesgos y desafíos relacionados con el agua. Entre los desafíos hídricos que debe enfrentar BHP se pueden incluir la escasez de agua o la alta variabilidad de su abastecimiento debido a las condiciones climáticas o al uso o los impactos acumulados dentro de una cuenca. Estos desafíos deben ser gestionados adecuadamente para evitar o minimizar los impactos adversos reales y potenciales y para apoyar los impactos positivos para el medioambiente, las comunidades y la viabilidad actual de BHP. Intentamos identificar y evaluar las oportunidades para reducir la presión sobre los recursos hídricos desde nuestras operaciones y colaborar con otros en desafíos y oportunidades como la escasez de agua o la alta variabilidad del suministro de agua.  

     

    A continuación, se detalla la gobernanza específica vigente para el agua. Estas iniciativas se suman a los mecanismos y procesos de gobernanza que se analizan para el medioambiente en la página web de Medioambiente. El estándar Nuestros Requerimientos para el Medioambiente y el Cambio Climático exige que nuestros Assets operados establezcan las condiciones de referencia del agua, identifiquen los receptores dependientes del agua, los usos del agua y los factores de estrés y traten de predecir los cambios en estas condiciones, incluidos los impactos potenciales del cambio climático para la "vida del Asset". 


    Nuestros Assets operados también deben determinar su contribución a los impactos acumulativos actuales y futuros y definir umbrales y controles (por ejemplo, el control de los efectos medioambientales) para la gestión de los impactos a escala a nivel de cuenca, el desarrollo y la revisión de las proyecciones hídricas durante la vida del Asset, la realización de un WRSA y el desarrollo de objetivos de agua basados en el contexto específicos de los Assets operados por BHP. 

     

    BHP ha desarrollado estándares técnicos que establecen estándares mínimos para la gestión del agua en todos sus Assets operados. Estos estándares incluyen los requisitos para que todos los Assets operados por BHP, incluidos los Assets tradicionales, apliquen medidas para evitar o minimizar los impactos adversos potenciales o reales sobre los recursos hídricos y los ecosistemas dependientes del agua, las comunidades y los valores culturales. Los estándares exigen que se desarrolle lo siguiente:

    • planes que incorporen iniciativas que sustituyan, reutilicen y reduzcan nuestra dependencia del agua dulce y sus posibles efectos adversos; 
    • balances hídricos que consideren todas las entradas de agua primaria, los usos, el tratamiento, el almacenamiento, las pérdidas, los desvíos y las descargas; 
    • planes de gestión del exceso de agua (aguas pluviales, de desagüe y de escorrentía) para garantizar el logro de un nivel mínimo tolerable de impacto en el medio receptor; 
    • la documentación de las fuentes potenciales y conocidas de contaminación de las aguas subterráneas y superficiales en los lugares de exploración, proyecto, explotación y cierre;
    • un programa de gestión basado en el riesgo cuando exista la posibilidad de contaminación de las aguas subterráneas o superficiales o de impacto en la calidad del agua. El programa debe caracterizar el tipo, la distribución y el destino de la contaminación y establecer criterios de desempeño de la calidad del agua en las actividades de gestión operativa (por ejemplo, para la descarga o el tratamiento del exceso de agua). 
    BHP ha establecido equipos interfuncionales para implementar nuestro enfoque de administración de los recursos hídricos a nivel de Grupo y región. Estos equipos están conformados por representantes de las áreas de Planificación; Ingeniería; Estrategia; Salud, Seguridad y Medioambiente; Comunidad; Asuntos Corporativos; Operaciones; Riesgos y Legal.
  • Compromiso
    Además de los procesos habituales de participación de las partes interesadas, emprendemos actividades específicas de participación relacionadas con la gestión del agua. En el siguiente cuadro se describen las principales partes interesadas que han participado, la forma en que lo han hecho y los temas sobre los que han intervenido.

    BHP water engagement
  • Divulgación
    Nuestros documentos informativos sobre el agua aquí y en el Informe Anual de BHP 2023, Revisión Operativa y Financiera, sección 6.13 - Medioambiente han sido preparados principalmente de acuerdo con el estándar mínimo de divulgación de la Guía de Buenas Prácticas para la Elaboración de Informes sobre el Agua (2.ª edición) (2021) del ICMM (guía del ICMM), que es un marco internacional de contabilidad del agua que permite datos comparables sobre el agua en todo el sector minero y de minerales. 

    Nuestros informes sobre el agua también tienen en cuenta otros marcos relevantes. BHP es signataria del Mandato del Agua de los Directores Generales y nuestras divulgaciones aquí y en el Informe Anual de BHP 2023, Revisión Operativa y Financiera sirven como Comunicación de Avance de BHP de acuerdo con los elementos centrales del Mandato del Agua de los Directores Generales. Nuestros informes también son coherentes con la Iniciativa de Reporte Global (GRI). Para más información sobre cómo esta página web cumple con el estándar de la GRI, consulte nuestros Estándares y Libro de Datos de ESG.

    Hemos informado nuestras extracciones y descargas de agua y establecido objetivos públicos específicos para el agua vigentes durante más de 15 años desde la creación del Marco de Contabilidad del Agua (WAF) del Consejo de Minerales de Australia

    En el año fiscal 2019, adaptamos nuestros informes a la Guía Práctica para una Presentación Consistente de Informes sobre el Agua de ICMM y, desde el año fiscal 2022, a la guía actualizada del ICMM Guía de Buenas Prácticas para la Elaboración de Informes sobre el Agua (2.a edición).  

    La guía del ICMM y el WAF hacen uso de un balance hídrico de sitio para establecer una cuenta de agua. El enfoque del balance hídrico se utiliza habitualmente en los estudios hidrológicos para determinar la dinámica del flujo de un sistema. El balance hídrico de un sitio es una cuenta de agua simplificada en la que se clasifican todos los componentes del agua y se agregan los que tienen características comunes (por ejemplo, se consumen a través de la evaporación) al nivel más alto posible. El uso de un balance hídrico permite la generación de métricas consistentes del sitio para la presentación de informes externos y proporciona una herramienta para la gestión eficaz del agua para el sector minero. Los balances hídricos de las instalaciones son una herramienta de gestión viva que debe revisarse y actualizarse periódicamente.   

    Una "ecuación" de balance hídrico generalizada requiere que las entradas de agua sean iguales a las salidas más cualquier cambio en el almacenamiento. Es decir: extracciones/ingresos de agua = descargas de agua + consumo de agua +/- cambio en el almacenamiento de agua.

    La información sobre el balance hídrico tiene diversas fuentes con diferentes grados de precisión. Siguiendo el WAF, la información se clasifica como de alta precisión cuando se mide directamente o existen simulaciones con buena precisión a lo largo de muchos períodos de información o un equilibrio forzado en los flujos y de precisión media cuando se modela o simula utilizando estimaciones sobre la base de datos históricos o coeficientes. La información se clasifica como de baja precisión cuando se estima o simula utilizando coeficientes generales.  

    Reconocemos que los balances hídricos contienen cierto grado de incertidumbre y que, durante un período determinado, la extracción notificada puede no equilibrarse con la cantidad de la descarga, el consumo y el cambio neto de almacenamiento. La guía del ICMM exige que, a nivel de sitio, el almacenamiento delta derivado por el equilibrio matemático coincida en líneas generales con el cambio real del volumen de agua almacenada durante el mismo período. De ello se deduce que existe cierto margen de incertidumbre en el balance si se miden los cambios reales, mientras que se estiman otros componentes del balance y la comparación se considera una comprobación útil para validar los datos del sitio. Por lo tanto, hay que revisar el balance y tener en cuenta los posibles desfases o incertidumbres en el sistema hídrico a la hora de evaluar la validez.

    La práctica general en el sector minero (de acuerdo con la guía del ICMM y el WAF) es forzar un equilibrio en las cuentas del agua, de manera que las extracciones/entradas sean iguales a las descargas más el consumo más o menos el cambio en el almacenamiento, mediante la creación de un punto de equilibrio, por ejemplo, la evaporación asumida o el cambio en los volúmenes de almacenamiento.   

    Hemos optado por no ajustar artificialmente ninguna dimensión del balance hídrico para forzar un equilibrio en las cuentas de agua en nuestros Assets de carbón (BHP Mitsubishi Alliance [BMA] y New South Wales Energy Coal [NSWEC]), donde los cambios de almacenamiento son potencialmente grandes. En nuestros Assets de carbón, hemos optado por mantener las diferencias calculadas en el balance hídrico y reconocer que las diferencias representan niveles de incertidumbre dentro del balance hídrico. Esta comprensión de la incertidumbre se tiene en cuenta en nuestras decisiones en curso de gestión del agua y orienta la mejora continua de nuestros modelos de balance hídrico, que se desarrollan ininterrumpidamente a medida que aplicamos nuevos puntos de medición, métodos mejorados de medición y prácticas perfeccionadas para estimar los datos indirectos (por ejemplo, la escorrentía procedente de las precipitaciones, la evaporación y los volúmenes de filtración). Este enfoque está en consonancia con la intención de los marcos, incluida la guía del ICMM, el WAF y la GRI, que recomiendan que los balances hídricos se utilicen como una herramienta de gestión viva que puede identificar la mejora continua de las cuentas del agua.

    En el año fiscal 2022, se inició un programa de mejora en nuestros Assets de carbón, que continuó en el año fiscal 2023. Puede seguir existiendo una incertidumbre relativamente alta en el balance hídrico de los Assets de carbón hasta que se completen los cambios clave del programa de mejora y hayan tenido tiempo de influir en un período sustancial de datos. A medida que vayamos adquiriendo experiencia en la medición del almacenamiento, la escorrentía de las precipitaciones, la evaporación y las filtraciones en todos nuestros Assets operados, esperamos que se reduzca la incertidumbre, y puede que sea necesario realizar correcciones retrospectivas de los datos.

    En consonancia con nuestro compromiso de mejora continua de nuestras cuentas y datos hídricos, seguimos revisando nuestras hipótesis para contabilizar las métricas hídricas y perfeccionando nuestra metodología en los modelos y balances hídricos, mediante el reconocimiento del hecho de que la modelización y los balances hídricos contienen cierto grado de incertidumbre. Los modelos del agua y las técnicas de medición seguirán evolucionando y nuestra comprensión y conocimientos aumentarán con el tiempo. En el año fiscal 2024, nos centraremos en la revisión y el perfeccionamiento de nuestras cuentas y de nuestro modelo de agua en nuestro Asset Nickel West.

    Nuestras métricas de informe están en consonancia con la guía del ICMM y definidas en el Glosario del Informe Anual de BHP 2023, de tal manera que reportamos:
    • las extracciones de agua (agua destinada a un Asset operado) por fuente, por calidad y por Asset operado; 
    • el consumo de agua (agua utilizada por el Asset operado) a través del tipo de consumo (por ejemplo, evaporada, arrastrada); 
    • descarga de agua (agua devuelta al medioambiente) por destino, Asset operado y calidad;
    • otras aguas gestionadas (agua gestionada activamente por un Asset operado pero no utilizada para ningún fin operativo) por cantidad y calidad;
    • agua reciclada/reutilizada (agua que se utiliza más de una vez en el Asset operado) por cantidad;  
    • cambio en el almacenamiento de agua (el cambio neto en el volumen de agua almacenada durante el período anual) para los almacenes de agua materiales.
    Desde el año fiscal 2021, hemos informado la proporción de extracciones, descargas y consumos que se produjeron en zonas de estrés hídrico, como se define en las calificaciones de riesgo físico del Filtro de Riesgo de Agua del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) (véase BHP y el riesgo de cuenca en la sección "Riesgo relacionado con el agua en BHP" para obtener una visión completa de este cambio) y, desde el año fiscal 2022, hemos ajustado nuestra divulgación de otras aguas gestionadas (anteriormente denominadas desvíos) a la guía actualizada del ICMM, que incluía el cambio de terminología y la divulgación de esta métrica tanto por cantidad como por calidad. 

    Utilizamos la declaración de precisión del WAF para proporcionar una indicación de la precisión de cada métrica clasificándolas según se midan directamente, se simulen o se estimen. Utilizamos la declaración de precisión como herramienta para identificar las brechas de datos y las oportunidades para aumentar o mejorar la medición del caudal en nuestros balances hídricos que son la base de nuestras decisiones de gestión hídrica. En la medida de lo posible, nos esforzamos por maximizar la medición directa y minimizar la estimación. Simulamos o estimamos elementos difíciles de medir directamente, como la evaporación, las filtraciones de las instalaciones de almacenamiento de relaves y la cantidad y la calidad de la escorrentía pluvial.  

    Sobre la base de nuestra aplicación de la metodología de precisión del WAF, en el año fiscal 2023, se midieron aproximadamente el 70 % de las extracciones y el 90 % de los volúmenes de descarga de la mayoría de las fuentes durante la mayor parte del año, por lo que se considera que estos datos tienen un alto nivel de precisión. También reconocemos que la declaración de precisión del WAF es una guía y solo una herramienta para evaluar la calidad de los datos e identificar oportunidades de mejora. Durante el año fiscal 2023, hemos seguido introduciendo otras mejoras en la calidad de nuestros datos sobre el agua. 

    Intentamos minimizar nuestra extracción de agua de alta calidad. Las categorías de calidad del agua del WAF y del ICMM no coinciden completamente con la definición generalizada de agua dulce, que se suele clasificar en función únicamente de la salinidad y en relación con las directrices sobre agua potable (con un umbral de 1000 mg/L de sólidos disueltos totales).  La mayor parte de los volúmenes significativos de agua a los que acceden y que gestionan las operaciones mineras y metalúrgicas no se destinan a un uso final de agua potable y, por lo tanto, utilizar la definición de agua potable de agua de alta calidad a título informativo pondría un énfasis inadecuado en la proporción relativamente pequeña de agua gestionada. El WAF y la guía del ICMM definen más específicamente el agua de alta calidad para su aplicación al sector minero y metalúrgico, que es agua con bajos niveles de salinidad, metales, pesticidas y bacterias y relativamente neutra (pH 6-8,5). Se ofrecen las definiciones de los tipos de calidad del agua en el Glosario del Informe Anual de BHP 2023 y está disponible una descripción detallada en la sección 2.2.4 WAF. BHP ha continuado agrupando la calidad del agua en tres categorías en consonancia con el WAF: Los Tipos 1 y 2 definidos por el WAF equivalen al agua de alta calidad definida en la guía del ICMM, mientras que la definición del WAF de Tipo 3 equivale al agua de baja calidad según la guía del ICMM.   

    En el año fiscal 2023, aproximadamente el 66 % de nuestras extracciones de agua consistieron en agua clasificada como de baja calidad según la definición del ICMM. 
  • Desempeño 
    Water Stewardship Strategy progress

    Datos sobre el agua

    En esta sección, se ofrece información detallada sobre nuestras diversas métricas hídricas, de acuerdo con la guía del ICMM, los Estándares de Elaboración de Informes sobre Sostenibilidad de la GRI y la Junta de Estándares de Contabilidad de Sostenibilidad (SASB). Para permitir la comparación interanual con los Assets operados por BHP en el año fiscal 2023, los datos de desempeño hídrico presentados aquí excluyen los datos hídricos de las siguientes operaciones discontinuadas: Assets en Estados Unidos en tierra firme (vendidos el 31 de octubre de 2018), BMC (vendido el 3 de mayo de 2022) y Assets en el negocio de Petroleum de BHP (fusionado con Woodside el 1 de junio de 2022) para garantizar la comparabilidad continua del desempeño. Todos los datos hídricos excluyen actualmente los Assets adquiridos de OZ Minerals, y procuramos incluir estos datos en nuestros documentos informativos del año fiscal 2024. Las definiciones de las métricas hídricas, las fuentes, los tipos y los datos detallados del agua por Asset se proporcionan en nuestros Estándares y Libro de Datos de ESG, en el Glosario del Informe Anual de BHP 2023 y en la Guía del ICMM y el WAF. Hemos presentado los datos del año fiscal 2019 porque es cuando empezamos a informar las métricas según la guía del ICMM. Los datos han sido redondeados a los 10 megalitros más cercanos para ser consistentes con la información sobre el agua de los Assets/las regiones en esta página web y con el Informe Anual de BHP 2023. En algunos casos, la suma de los totales de calidad, origen y destino puede diferir debido al redondeo. 

    Desde el año fiscal 2021, BHP ha utilizado el Filtro de Riesgo de Agua del WWF para describir el riesgo de cuenca de nuestros Assets operados, como se analiza en esta página web bajo el título Riesgo de cuenca de BHP. Utilizando el Filtro de Riesgo de Agua del WWF, se descubrió que, a finales del año fiscal 2023, 2 (Assets tradicionales: Estados Unidos y Pampa Norte) de nuestros 10 Assets operados5 (20 %) están clasificados como sometidos a un estrés hídrico alto o muy alto debido a su ubicación. Los datos de estos Assets sometidos a estrés hídrico figuran en nuestros Estándares y Libro de Datos de ESG.  


    Extracciones de agua

    Las extracciones de agua representan el volumen de agua en megalitros (ML) recibida y destinada a ser utilizada por el Asset operado procedente del medio hídrico y/o de un tercero con carácter de proveedor.  

    Y2019-2023 Total withdrawals by quality

    FY2019-2023 Total withdrawals by source

    FY2023 withdrawals by asset (by source)

    Las extracciones de agua para el año fiscal 2023 en todos nuestros Assets operados aumentaron un 1,5 % con respecto al año fiscal 2022 (de 402.610 ML a 408.540 ML). Obsérvese que los datos no incluyen Petroleum, BMC ni OZ. 

    Nuestra extracción de agua de alta calidad (Tipo 1 y Tipo 2) aumentó un 17 %, pasando de 118.770 ML en el año fiscal 2022 a 138.410 ML en el año fiscal 2023. Este aumento se debe a la inclusión de agua para abastecer la nueva concentradora de nuestras operaciones en Spence. El agua la suministra un tercero y la declaramos de Tipo 2, ya que es la calidad con la que la recibimos. Sin embargo, la fuente original del agua es de Tipo 3 o de baja calidad. También aumentaron las extracciones de agua de alta calidad en BMA (condiciones climáticas) y Western Australia Iron Ore (WAIO). La proporción de agua de alta calidad como una porción de las extracciones totales fue de 34 %, similar a la del año fiscal 2022. El total de extracciones de agua de los Assets operados ubicados en áreas de alto o muy alto estrés hídrico (según lo determinado por el Filtro de Riesgo de Agua del WWF) fue de 29.710 ML (7 % del total de extracciones de los Assets operados por BHP) y consistió en un 63 % de agua de alta calidad (Tipo 1 y 2). Se trata de un cambio significativo con respecto al año fiscal 2022, debido al hecho de que Escondida ya no es una zona de estrés hídrico, según lo determinado por el Filtro de Riesgo de Agua del WWF, pero nuestros Assets tradicionales ubicados dentro de los Estados Unidos sí lo son. 

    La mayor parte de nuestras extracciones de agua (52 %) procedía del agua de mar, teniendo en cuenta que parte del agua de terceros de Nickel West y Pampa Norte procede de instalaciones de desalinización, algunas de las cuales se abastecen de agua de mar. En la actualidad, la mayor parte del consumo operativo de agua de Escondida se cubre con agua desalinizada.5 La proporción de extracciones relacionadas con las aguas subterráneas en todos los Assets operados por BHP se mantuvo relativamente estable, del 22 % de las extracciones en el año fiscal 2022 al 23 % de las extracciones en el año fiscal 2023. WAIO y BMA representan aproximadamente el 60 % de la extracción de aguas subterráneas y superficiales en nuestros Assets operados. 

    Las extracciones y los elementos que contribuyen a ellas se ajustan a las expectativas para el año fiscal 2023 y están en consonancia con nuestra ambición de minimizar la extracción de agua dulce de alta calidad y sustituirla por extracciones de agua de mar o de baja calidad, siempre que sea posible. Dado que los resultados están dentro de lo esperado, no prevemos ninguna repercusión en los compromisos, la estrategia o los costos actuales de la compañía en relación con las extracciones de agua, aparte de las relacionadas con el cumplimiento de los objetivos hídricos basados en el contexto.  

    La disponibilidad de agua para usos múltiples se identificó a través del WRSA como un desafío hídrico compartido en la mayoría de las regiones en las que operamos. Para hacer frente a este desafío, algunos de nuestros Assets han establecido objetivos hídricos basados en el contexto que pueden contribuir a reducir nuestra extracción de agua del medioambiente o a aumentar el agua suministrada a partir de fuentes de baja calidad (como el agua de mar), ya sea aumentando la eficiencia del agua utilizada con fines operativos, maximizando la devolución del agua excedente (sin uso) al medioambiente (denominada "Otras aguas gestionadas" por la guía del ICMM) o compartiendo/devolviendo a otros nuestras asignaciones de agua autorizadas. Por ejemplo, en BMA tenemos el objetivo de contribuir a la reducción del estrés hídrico en la cuenca de Fitzroy mediante un mejor uso del agua en nuestras operaciones.     


    Descargas de agua 

    Las descargas de agua incluyen el agua que ha sido retirada del Asset operado y devuelta al medioambiente o distribuida a un tercero. Esto incluye la filtración de las instalaciones de almacenamiento de relaves a las aguas subterráneas, la descarga de las operaciones a las aguas superficiales (que también se ven afectadas por los períodos de mayor precipitación) y las descargas al agua de mar. El agua que tratamos y que luego suministramos a terceros se registra como agua desviada, de acuerdo con las reglas generales del ICMM, ya que no se destina a fines operativos. 

    FY2019-2023 total discharges by quality

    FY2019-2023 total discharges by destination

    FY2019-FY2023 Discharges by asset (by destination)

    Las descargas totales de agua para el año fiscal 2023 fueron de 140.370 ML, lo que supone un ligero aumento respecto de los 139.600 ML del año fiscal 2022. La descarga total de agua en las zonas de estrés hídrico alto o muy alto fue de 2630 ML, de los cuales el 100 % era agua de Tipo 3/de baja calidad. El88 % de nuestras descargas totales procedían de Escondida, que es el subproducto de la desalinización por ósmosis inversa de agua de mar. Solo el 10 % de nuestras descargas están compuestas por agua de alta calidad. 

    Las descargas a las aguas superficiales (normalmente sistemas fluviales) están influidas por las condiciones climáticas, como las precipitaciones y la ocurrencia de fenómenos meteorológicos extremos, por lo que están sujetas a una mayor variabilidad y son menos predecibles. Las prácticas de gestión hídrica en nuestros Assets operados donde esto puede ocurrir están diseñadas para adaptarse a esta variabilidad. Por lo tanto, no se prevé que la ocurrencia de tales incidentes afecte a nuestras actividades y la estrategia de gestión actuales ni suponga una mayor exposición al riesgo.   

    En el año fiscal 2023, el 22 % de nuestros Assets operados no descargaron agua, ya que se consumió en actividades operativas o se reutilizó/recicló. Esta cifra es inferior a la de años anteriores debido a la descarga realizada en nuestro Asset NSWEC por las elevadas precipitaciones registradas por primera vez en muchos años y en Pampa Norte por la nueva concentradora.    


    Agua reciclada/reutilizada

    La guía del ICMM define el agua reutilizada como el agua que se ha utilizado previamente en el Asset operado y que se vuelve a utilizar sin más tratamiento, y el agua reciclada es el agua que se reutiliza, pero se trata antes de volver a utilizarla. 

    Durante el año fiscal 2023, el volumen total de agua reciclada/reutilizada fue de 344.710 ML. La cantidad de reciclado y de reutilización respecto del total de extracciones es del 84 %. 

    La capacidad de nuestros Assets operados para reutilizar y reciclar el agua varía en función de los procesos de recuperación utilizados y de los requerimientos de calidad del agua. Actualmente, la precisión de la métrica de reciclado/reutilización varía en función de la complejidad del proceso y del grado de medición y comprensión de los movimientos del agua. A medida que mejore nuestra recopilación y análisis de datos, esperamos poder evaluar con mayor solidez las oportunidades de reciclar o reutilizar el agua.


    Otras aguas gestionadas

    Otras aguas gestionadas (antes denominadas aguas desviadas) son aquellas que son gestionadas activamente por un Asset operado, pero que no se utilizan para ningún fin operativo. Por ejemplo, extraemos agua y la tratamos para que sea utilizada como agua potable por las comunidades locales, como en la ciudad de Roxby Downs, en South Australia. En el año fiscal 2023, se extrajeron 91.220 ML de agua sin intención de utilizarlos en los Assets operados por BHP, y 31.400 ML de esta cantidad se extrajeron en zonas con estrés hídrico. La mayor parte de las otras aguas gestionadas es de Tipo 1 y, en las zonas con estrés hídrico, el 23 % era de alta calidad (Tipos 1 y 2).  

    La mayor parte de las otras aguas gestionadas proviene de procesos de tratamiento en nuestros Assets tradicionales en Norteamérica y de la extracción de agua en WAIO (que se describe con más detalle en el estudio de caso sobre el agua en WAIO).  

    Dado que la extracción de Otras Aguas Gestionadas puede producirse en un período de notificación diferente al de su descarga, en un período anual determinado puede haber un diferencial entre los volúmenes de extracción y de descarga de Otras Aguas Gestionadas. En el año fiscal 2023, descargamos 61.000 ML de otras aguas gestionadas.  


    Consumo de agua

    En el año fiscal 2023, la evaporación y el arrastre siguen siendo los factores que más contribuyen al consumo. La evaporación se produce durante una serie de actividades operativas, incluidas la supresión del polvo, el almacenamiento de relaves y el almacenamiento de agua. 

    El consumo de evaporación está intrínsecamente ligado a las condiciones climáticas. Los datos de evaporación se estiman o simulan utilizando condiciones climáticas medias y, por tanto, el consumo debido a la evaporación debería permanecer relativamente estable. Debido a la relación con las condiciones climáticas, los volúmenes consumidos a través de la evaporación están en su mayoría fuera del control directo de BHP. 

    El agua arrastrada incluye el agua incorporada a los flujos de productos y/o residuos, como los relaves, que no puede recuperarse fácilmente. El arrastre puede mostrar variabilidad debido al tipo y la ubicación del mineral durante cualquier período de notificación. El uso de agua en nuestras instalaciones de procesamiento o para reducir el desprendimiento de polvo durante el almacenamiento del producto puede provocar el arrastre de agua. 

    La categoría de "otros" para el consumo incluye varios usos, siendo el más significativo el agua utilizada por las personas para beber o hacer abluciones en los Assets operados. 

    La recopilación y la divulgación del consumo ayudarán a identificar áreas para mejorar la exactitud de los datos para el arrastre y la evaporación, y ayudarán a identificar oportunidades para reducir, cuando sea posible, la pérdida de agua. Por ejemplo, en el año fiscal 2022 iniciamos un análisis más profundo de nuestros datos de consumo de Nickel West. Una vez completado, prevemos que podremos reflejar con mayor precisión el tipo de consumo (por ejemplo, volúmenes consumidos por evaporación y arrastre) de agua dentro de esta operación. 

    El consumo total de agua en el año fiscal 2023 fue de 307.850 ML. El consumo en lugares de alto o muy alto estrés hídrico fue de 33.710 ML (11 % del consumo total de agua para los Assets operados por BHP). Los Assets operados en el año fiscal 2023 que más agua consumieron fueron Escondida, WAIO y BMA. El arrastre de agua en los relaves es el factor que más contribuye al consumo en Escondida, mientras que la evaporación es el factor clave del consumo en WAIO y BMA, principalmente a través de la evaporación de la supresión de polvo, los relaves y el almacenamiento de agua. Hay que tener en cuenta que, en cualquier período de información, los volúmenes de consumo y de descarga pueden ser superiores a las extracciones, ya que puede producirse la evaporación del agua que se ha captado y almacenado durante períodos anteriores.  

    FY2023 consumption by asset

    Cambios en el almacenamiento de agua 

    La guía del ICMM recomienda informar los cambios en el almacenamiento de agua para mayor claridad como indicador de la dinámica interna del agua y para proporcionar una mayor transparencia de todos los elementos de un balance hídrico. El ICMM recomienda informar los volúmenes acumulados de todos los sitios de la compañía y de todos los sitios dentro de zonas con estrés hídrico. El ICMM, el WAF y la GRI recomiendan la divulgación de los cambios en el almacenamiento de agua cuando los volúmenes influyen en las decisiones relacionadas con el agua, tienen un impacto significativo relacionado con el agua en el sitio, el medioambiente, las comunidades o las partes interesadas, representan un componente material del balance hídrico del sitio o provocan cambios significativos en los volúmenes o la calidad de los flujos.  

    La guía del ICMM exige que, a nivel de sitio, el almacenamiento delta derivado por el equilibrio matemático coincida en líneas generales con el cambio real del volumen de agua almacenada durante el mismo período. De ello se deduce que existe cierto margen de incertidumbre en el balance si se miden los cambios reales, mientras que se estiman otros componentes del balance y la comparación se considera una comprobación útil para validar los datos del sitio. Por lo tanto, hay que revisar el balance y tener en cuenta los posibles desfases o incertidumbres en el sistema hídrico a la hora de evaluar la validez. 

    Como ya se ha comentado, hemos decidido no forzar un balance hídrico en BMA y NSWEC para que nos ayude a identificar las oportunidades de mejora en la precisión de nuestros balances hídricos en estos Assets operados por BHP. Durante el año fiscal 2023, se siguió mejorando el balance hídrico de BMA y NSWEC. Reconocemos que estos datos aún contienen incertidumbre y, en consecuencia, pueden producirse cambios en los datos (incluidos cambios retrospectivos) a medida que centramos nuestros esfuerzos en los balances hídricos de nuestros Assets operados en BMA y NSWEC. 

    Como era de esperar, los mayores cambios en el almacenamiento de agua durante el año fiscal 2023 se produjeron en nuestros Assets operados en BMA. La mayor parte de nuestra fuente de agua procede de las precipitaciones y, como se explica en la sección Riesgos relacionados con el agua en BHP de esta página web, es muy variable de un año a otro. 


    Actuación jurídica en materia de agua

    Durante el año fiscal 2023, tuvimos cinco incidentes de incumplimiento relacionados con el agua que dieron lugar a una acción formal de aplicación y uno que dio lugar a una advertencia. Cuatro de los incidentes de aplicación se produjeron en BMA y una de las notificaciones de aplicación se recibió en el año fiscal 2023 en relación con un incidente ocurrido en el año fiscal 2022. Un incidente estuvo relacionado con la descarga de aguas afectadas por la mina, otro con la descarga descontrolada de relaves mineros canalizados y dos se produjeron por la liberación de aguas residuales sin tratar. Una de las acciones de aplicación se produjo en nuestra operación de Escondida y se relacionaba con el cumplimiento de los requisitos de control de la extracción de aguas subterráneas.  

    Además, nuestras operaciones en WAIO recibieron una carta de advertencia relacionada con la extensión del frente de humedecimiento debido a las descargas de nuestras operaciones, sin que se requiriera ninguna otra acción por parte de BHP. 

    Actualmente hay asuntos legales relacionados con el agua pendientes en nuestros Assets operados de Minerals Americas. Estos se refieren a: 

    • una acción por daños medioambientales relacionada con el supuesto impacto sobre el acuífero de Lagunillas, los humedales cercanos y la laguna de Cerro Colorado;   
    • procedimientos reglamentarios por presuntos incumplimientos de la autorización de Escondida que regula la extracción de agua del acuífero de Monturaqui.  

    Estas causas judiciales siguen pendientes a finales del año fiscal 2023. Puede encontrar más información en el Informe Anual de BHP 2023, Revisión Operativa y Financiera, sección 6.13 - Medioambiente. 

    1 Se extraen pequeñas cantidades de aguas subterráneas para el drenaje de los rajos con el fin de permitir una explotación minera segura, y esta agua se utiliza para el consumo operativo.

  • Próximos pasos  

    En el año fiscal 2024, procuramos iniciar la ejecución de actividades para alcanzar nuestros CBWT e hitos existentes. También procuramos iniciar el desarrollo de CBWT para nuestros Assets operados restantes y los Assets tradicionales no operativos. Tenemos previsto seguir colaborando con partes externas en la gobernanza y la gestión del agua e integrar la información sobre el agua de OZ Minerals con la nuestra. 

Riesgo
El portafolio de BHP de Assets operados de larga vida útil nos hace reflexionar sobre el plan a largo plazo, en términos de décadas, y tener en cuenta las necesidades y circunstancias de futuras generaciones. Debemos tener en cuenta las necesidades de nuestros Assets operados y los posibles cambios regionales de los recursos hídricos debidos al cambio climático, la contaminación, el crecimiento demográfico y el cambio de las expectativas. 

La naturaleza compartida de los recursos hídricos también implica que debemos pensar en el entorno externo al gestionar los riesgos; eso incluye las interacciones en las áreas de captación (un término que se usa de forma intercambiable con "cuencas" en esta página web). Como parte de nuestro Marco de Riesgos, nuestros Assets operados deben identificar, evaluar y gestionar los riesgos relacionados con el agua asociados a sus actividades y tomar decisiones comerciales estratégicas de acuerdo con nuestra Declaración de Tolerancia al Riesgo. Dentro de nuestra Estrategia de Administración de Recursos Hídricos se lograron una serie mejoras para seguir identificando y evaluando los riesgos relacionados con el agua de nuestros Assets operados, incluidos los de las cuencas. En el año fiscal 2020, completamos nuestras evaluaciones de riesgo iniciales para las cuencas en las que operamos con el fin de desarrollar una comprensión más integral de los riesgos relacionados con el agua en nuestras regiones operativas. Continuaremos revisando nuestro perfil de riesgo relacionado con el agua en consonancia con el proceso de riesgo de BHP. Para obtener más información, consulte el Informe Anual 2023 de BHP, Revisión Operativa y Financiera, sección 8 - Cómo gestionamos el riesgo.   

La gestión de los riesgos relacionados con el agua debe reflejar los diferentes entornos físicos, sistemas hidrológicos y el contexto sociopolítico y regulatorio en los que trabajamos. BHP debe tener en cuenta las interacciones que nosotros y las partes externas tenemos con los recursos hídricos dentro de las cuencas, las regiones marinas compartidas y los sistemas de aguas subterráneas. En nuestra divulgación del riesgo relacionado con el agua, presentamos dos facetas del riesgo:  
  • riesgos operativos relacionados con el agua (amenazas u oportunidades para el negocio de BHP, los recursos hídricos, las comunidades o el medioambiente que están relacionados con las actividades de BHP en nuestros Assets operados); 
  • los riesgos de la cuenca (amenazas u oportunidades asociadas a las características inherentes de la cuenca en las zonas en las que opera BHP, como la sequía o las inundaciones, etc.), denominados "riesgos inherentes" en la guía del ICMM.
Con estas dos facetas del riesgo se busca considerar los desafíos hídricos compartidos dentro de la cuenca y cómo el riesgo de captación puede influir en los riesgos de la compañía. 

BHP y riesgos de las cuencas

Desde el año fiscal 2021, utilizamos el Filtro de Riesgo del Agua del WWF para evaluar el nivel de riesgo de las cuencas de cada uno de los lugares en los que tenemos Assets operados. Utilizamos el nivel de riesgo de la cuenca como elemento de evaluación de nuestros riesgos operativos relacionados con el agua; normalmente como factor causal y al determinar la gravedad de los impactos potenciales y la probabilidad de que se produzca el evento de riesgo. 

El Filtro de Riesgo del Agua del WWF se utiliza ampliamente y, en el año fiscal 2021, BHP lo adoptó en lugar de nuestro propio método de evaluación, con el objetivo de brindar mayor transparencia y claridad a las partes externas sobre cómo se lleva a cabo la evaluación del riesgo inherente a las cuencas de las áreas donde operamos. Mediante el Filtro de Riesgos del Agua de WWF, se evalúa el nivel de riesgo de la cuenca en función de su ubicación desde el punto de vista físico, regulatorio y de reputación, por medio de conjuntos de datos globales (o locales, si están disponibles) de 32 indicadores de riesgo de la cuenca. Otras directrices externas sobre el agua (por ejemplo, el Mandato del Agua de los Directores Generales) también clasifican el riesgo utilizando estas tres categorías. 

En algunos de nuestros Assets operados, hay múltiples sitios individuales dentro del Asset que están geográficamente dispersos, como en el caso de BMA, WAIO y los Assets tradiciones de Norteamérica. Para estos Assets operados, se evaluaron múltiples ubicaciones a lo largo de la extensión geográfica en el Filtro de Riesgo del Agua del WWF y se informó sobre el riesgo medio global de la cuenca de los lugares para el Asset operado. 

La metodología que utiliza el Filtro de Riesgo del Agua del WWF permite utilizar el conocimiento local para verificar los resultados de los riesgos en la cuenca. Este enfoque también está respaldado por otros marcos externos de divulgación sobre el agua, como el Mandato del Agua de los Directores Generales y CDP.6 

Aunque hemos presentado el nivel de riesgo de la cuenca de acuerdo con los resultados del Filtro de Riesgo del Agua del WWF en nuestras tablas y figuras, el análisis que sigue indica dónde, sobre la base de nuestro conocimiento local, consideramos que los resultados del Filtro de Riesgo del Agua del WWF pueden estar subestimando o sobrestimando el riesgo de la cuenca. 

En la mayoría de los lugares donde operamos, BHP considera el riesgo regulatorio para la cuenca como superior al determinado por el Filtro de Riesgo para el Agua del WWF debido al conocimiento de los requisitos regulatorios específicos aplicables a cada Asset operado y otros operadores en la región, a la política regional, a los planes y limitaciones y a los debates actuales con los reguladores locales y nacionales en relación con los permisos de agua y el desempeño del Asset operado y de la región. Hemos incorporado nuestro conocimiento local del riesgo normativo a nuestra evaluación de la gravedad y la probabilidad en nuestras evaluaciones de los riesgos operativos relacionados con el agua. 

Otros riesgos que consideramos más altos que lo determinado por el Filtro de Riesgo del Agua del WWF incluyen el riesgo físico de Olympic Dam debido al uso del recurso hídrico de la Gran Cuenca Artesiana, que sustenta importantes manantiales y es un recurso hídrico compartido significativo en la región y el riesgo para la reputación en nuestros Assets operados en Chile (Escondida y Pampa Norte), un Asset tradicional en Estados Unidos y WAIO debido al interés generalizado de la comunidad y los medios de comunicación en estas regiones. Estos riesgos de cuenca más elevados se han incorporado a la correspondiente evaluación de riesgos operativos relacionados con el agua (por ejemplo, la evaluación de riesgos de cuenca de Olympic Dam). 

Remítase a los gráficos siguientes para obtener un resumen de nuestro nivel de riesgo de cuenca debido a la ubicación de cada Asset operado y de la cuenca en la que se encuentran.

 

Basin risk by type

Características de la cuenca

La siguiente tabla proporciona más características de las cuencas, lo que refleja los resultados del Filtro de Riesgo del Agua del WWF, donde BHP operó en el año fiscal 2023. Esta incluye los nombres de las cuencas hidrográficas, las condiciones climáticas, el riesgo físico de la cuenca y el potencial proyectado de cambio en el riesgo general de la cuenca como consecuencia del cambio climático (sobre la base del Cambio en el Riesgo General para 2050 establecido en el escenario pesimista del Filtro de Riesgo del Agua del WWF, tal como se describe en el Filtro de Riesgo del WWF). Además, proporciona información sobre la fuente de agua principal, las actividades hídricas y los usos de consumo de los recursos hídricos para cada uno de nuestros Assets operados, así como información sobre los permisos de descarga. Obsérvese que, debido a la naturaleza de nuestras operaciones, nuestras actividades no repercuten necesariamente en la cuenca hidrográfica mencionada en la tabla siguiente, ya que el agua de los ríos no es necesariamente nuestra fuente de agua. Por ejemplo, el Filtro de Riesgo del Agua del WWF indica que Olympic Dam se encuentra en la cuenca del lago Gardiner, pero nuestras operaciones no interactúan con el agua del río ni acceden a ella, ya que nuestra principal fuente de agua en Olympic Dam son las aguas subterráneas procedentes de la Gran Cuenca Artesiana. 

El nivel de riesgo físico de la cuenca del Filtro de Riesgo del Agua de WWF se presenta en esta tabla para indicar si los Assets operados por BHP se encuentran en un "área con estrés hídrico". A continuación, se describe la razón por la que BHP utiliza esta medida para determinar el estrés hídrico. 

En las Directrices Corporativas para Divulgaciones relacionadas con el Agua (2014) del Mandato del Agua de los Directores Generales se define el estrés hídrico como "la capacidad (o falta de capacidad) de satisfacer la demanda humana y ecológica de agua dulce". Las Directrices también afirman que "en comparación con la escasez, el estrés hídrico es un concepto más inclusivo y amplio y que debe tener en cuenta otros aspectos físicos, como la calidad y la accesibilidad del agua y las inundaciones y sequías". La base de datos Aqueduct del Instituto de Recursos Mundiales (WRI) determina el estrés hídrico de referencia a partir de una evaluación de la escasez de agua y no tiene en cuenta explícitamente los requisitos de caudal medioambiental, la calidad del agua o el acceso al agua. En su evaluación del riesgo físico, el Filtro de Riesgo del Agua del WWF incluye indicadores para el potencial de sequía, inundaciones y el riesgo a la calidad del agua y los servicios de los ecosistemas, por lo que adopta una visión holística del estrés hídrico, según lo recomendado por el Mandato del Agua de los Directores Generales. Por este motivo, hemos optado por utilizar las calificaciones de riesgo físico del Filtro de Riesgo de Agua del WWF para definir las "zonas con estrés hídrico". Se considera que los Assets operados por BHP con una calificación de riesgo físico alta o superior, según la evaluación para el período del año fiscal 2023, se encuentran en zonas de estrés hídrico. 

Characteristics of basins where BHPs operated assets were located

Utilizando el enfoque para definir el estrés hídrico comentado anteriormente (sobre la base del nivel de riesgo físico de la cuenca del Filtro de Riesgo de Agua del WWF), dos de nuestros Assets operados (un Asset tradicional en Estados Unidos y Pampa Norte) se clasifican como sometidos a un estrés hídrico alto o muy alto debido a su ubicación. De acuerdo con la guía del ICMM y otros marcos (por ejemplo, GRI/SASB), hemos divulgado la proporción de nuestra extracción, descarga y consumo de agua que se produce en zonas con estrés hídrico en la sección Desempeño hídrico de esta página web. 

 

Nuestro riesgo operativo relacionado con el agua

Los riesgos operativos son aquellos que tienen su origen dentro de BHP o se producen como consecuencia de nuestras actividades. El riesgo operativo relacionado con el agua se refiere a las formas en que las actividades relacionadas con el agua pueden afectar potencialmente a la viabilidad de nuestro negocio, la sostenibilidad de los recursos hídricos o la consecución de nuestros objetivos operativos y estratégicos. Nuestras actividades y riesgos operativos relacionados con el agua están influidos por la cuenca y los riesgos a escala regional o pueden influir sobre ellos, como se ha descrito anteriormente. Damos prioridad a la asignación de recursos de gestión de riesgos relacionados con el agua en función de donde creemos que hay una mayor probabilidad de posibles impactos adversos relacionados con el agua debido a la naturaleza de nuestras actividades (por ejemplo, riesgos de relaves y marinos). 

El Marco de Riesgo de BHP y el estándar Nuestros Requerimientos para el Medioambiente y el Cambio Climático rigen la identificación, la evaluación y la gestión de los riesgos operativos relacionados con el agua. En la tabla siguiente encontrará más información. A través del riesgo en la cuenca, también analizado anteriormente, se busca informar sobre la evaluación de los riesgos operativos relacionados con el agua, normalmente como causa de un evento de riesgo. Por ejemplo, una elevada escasez de agua en la cuenca puede ser causa del riesgo de subabastecimiento de agua, o la gestión inadecuada de las inundaciones puede ser causa de un impacto meteorológico extremo. El riesgo de la cuenca también puede influir en la gravedad de los impactos potenciales y en la probabilidad de que se produzca el evento de riesgo operativo relacionado con el agua. Por ejemplo, un riesgo elevado en la cuenca para los servicios de los ecosistemas puede aumentar la gravedad de los impactos potenciales para los receptores ambientales, como la vegetación dependiente de las aguas subterráneas, si no se administra correctamente el recurso hídrico. Para obtener más información sobre nuestro enfoque de gestión de riesgos, consulte el Informe Anual de BHP 2023, Revisión Operativa y Financiera, sección 8 - Cómo gestionamos el riesgo. 

Los riesgos operativos relacionados con el agua no gestionados o no controlados tienen el potencial de afectar negativamente: 
  • la salud y seguridad de nuestros empleados, contratistas y miembros de la comunidad. 
  • los valores espirituales y culturales 
  • las comunidades, incluida la viabilidad social y económica 
  • los recursos ambientales, entre ellos, agua, tierra y biodiversidad 
  • el cumplimiento normativo y los derechos legales 
  • la reputación, el atractivo de la inversión o la propuesta de valor social 
  • la producción, el crecimiento y el desarrollo (incluida la exploración); 
  • el desempeño financiero. 
Tal como se dijo anteriormente, los marcos externos sobre la divulgación de riesgos del agua suelen clasificar los riesgos en función de tres categorías: físicos, de reputación y normativos, que se basan en la naturaleza del impacto de un evento. Clasificamos todos los riesgos identificados a los que BHP está expuesta utilizando nuestra Arquitectura de Riesgos del Grupo, y consideramos los impactos físicos, de reputación y normativos en cada una de nuestras categorías de riesgo. Para obtener más información sobre nuestro enfoque de clasificación de riesgos, consulte el Informe Anual de BHP 2023, Revisión Operativa y Financiera, sección 8 - Cómo gestionamos el riesgo.  

El Informe Anual de BHP 2023, Revisión Operativa y Financiera, sección 8.1 - Factores de riesgo describe nuestras amenazas y oportunidades que pueden ocurrir como consecuencia de nuestras actividades a nivel global. Esto proporciona información relativa a algunas amenazas potenciales relacionadas con el agua, como los riesgos relacionados con los relaves, los fenómenos naturales y el clima, la inestabilidad geotécnica y las infraestructuras críticas. Se analizan las principales medidas de gestión para cada factor de riesgo, entre las que se incluyen algunos controles relacionados con el agua, como la planificación y el diseño de la integridad estructural y la arquitectura, la definición de los principales roles de gobernanza, el establecimiento de especificaciones técnicas mínimas, las inspecciones, el seguimiento, las auditorías y el aseguramiento y el compromiso de las partes interesadas. La información que se presenta en esta página web amplía dicha información y describe el nivel actual de riesgo operativo relacionado con el agua en cada Asset operado. 

La tabla de riesgos hídricos resume los riesgos operativos relacionados con el agua que hemos identificado en todos nuestros Assets operados. Por lo general, la mayoría de nuestro control de los riesgos operativos relacionados con el agua se vincula con la escasez de agua (no tener suficiente agua para nuestras operaciones o comunidades), el excedente de agua (tener demasiada agua en nuestras operaciones) o tener un cambio potencialmente inaceptable para el medioambiente o la comunidad debido a las actividades hídricas de BHP.  

La evaluación de los riesgos operativos relacionados con el agua que se presenta a continuación no tiene en cuenta la eficacia de los controles para gestionar los riesgos operativos relacionados con el agua identificados. Por lo tanto, esta tabla debe leerse como una representación hipotética del impacto estimado para BHP en el peor de los casos, sin tener en cuenta la probabilidad y asumiendo que todos los controles de riesgo, incluidos los seguros y los contratos de cobertura, son ineficaces.  

Hemos clasificado la importancia de los riesgos operativos de BHP relacionados con el agua de la siguiente manera: 
  • Nivel 1: Riesgos operativos relacionados con el agua que pueden tener consecuencias significativas, en ausencia de controles (indicados en la tabla siguiente como "1"). 
  • Nivel 2: Riesgos operativos relacionados con el agua que siguen siendo importantes, pero que pueden tener consecuencias menores, en ausencia de controles (indicados en la tabla siguiente como "2"). 
  • n/a: Riesgos operativos relacionados con el agua que no aplican en ese Asset operado. 
A efectos de esta divulgación, la cuenca y las calificaciones de los riesgos operativos relacionados con el agua que figuran en este cuadro se revisan cada año a nivel de los Assets operados.

Asset-level BHP risk ranking for operational water-related risk

La tabla de riesgos del agua proporciona más detalles sobre los riesgos operativos relacionados con el agua de Nivel 1 de BHP que hemos identificado, los impactos potenciales y cómo procuramos gestionar proactivamente esos riesgos. Consideramos cómo evitar, minimizar o mitigar los impactos adversos potenciales o reales, o habilitar o mejorar los impactos positivos, incluidos aquellos sobre el medioambiente y la comunidad (con inclusión de los valores culturales y espirituales), la salud y la seguridad y nuestro desempeño financiero y reputación. De acuerdo con nuestros requerimientos mínimos y obligatorios para la gestión de riesgos, los riesgos importantes deben ser revisados periódicamente para evaluar su desempeño. 

Todas las áreas de riesgo tienen un impacto potencial físico, de reputación y normativo. La gestión de los riesgos operativos relacionados con el agua requiere una combinación de tipos de gestión/madurez que se describen en el Mandato del Agua de los Directores Generales, el CDP y la guía del ICMM.  

Los riesgos relacionados con el clima se analizan en muchos de los factores de riesgo en el Informe Anual de BHP 2023, Revisión Operativa y Financiera, sección 8 - Cómo gestionamos el riesgo. Desde el punto de vista de los riesgos relacionados con el agua, el cambio climático puede considerarse un amplificador potencial de los riesgos existentes, ya que puede aumentar su probabilidad y/o gravedad o podría dar lugar a nuevos riesgos. Los impactos potenciales directos relacionados con el agua, resultantes del cambio climático, pueden incluir cambios en los patrones de precipitaciones, en el nivel del mar, en la intensidad de las tormentas, en las temperaturas y en la frecuencia y/o severidad de las catástrofes naturales (como las inundaciones o las sequías). 

Los impactos potenciales indirectos de estos cambios pueden incluir la erosión costera, inundaciones por marejadas ciclónicas y la producción de microorganismos tóxicos y, a más largo plazo, la reducción de las precipitaciones podría generar problemas de seguridad hídrica a la vez que podría aumentar la necesidad de gestionar el exceso de agua. La evaluación de los impactos potenciales de las modificaciones futuras en función del cambio climático, las políticas y normativas, el aspecto legal, tecnológico, comercial y social sobre los riesgos relacionados con el agua tiene cierto nivel de incertidumbre, dado el amplio alcance de los factores que influyen y los países en los que operamos. De acuerdo con nuestros requerimientos mínimos y obligatorios para la gestión de riesgos, los riesgos importantes deben ser revisados periódicamente para evaluar su desempeño. Estas revisiones están diseñadas para garantizar que la evolución de la ciencia y la política en materia de cambio climático y otros factores normativos, jurídicos, tecnológicos, de mercado y sociales pertinentes, incluidas las áreas de incertidumbre, se tengan en cuenta anualmente en nuestra evaluación de los riesgos operativos relacionados con el agua.  

Se requiere que nuestros Assets operados apliquen el Marco de Riesgo de BHP y el estándar de Nuestros Requerimientos para el Medioambiente y el Cambio Climático para identificar, evaluar y gestionar los riesgos físicos del cambio climático, incluidas las opciones para desarrollar resiliencia climática en sus actividades, por ejemplo, diseñando nuevas instalaciones para resistir el aumento proyectado del nivel del mar o patrones climáticos cambiantes, o teniendo en cuenta los aumentos pronosticados en fenómenos meteorológicos extremos en los planes a nivel de Assets operados por BHP. Estamos implementando gradualmente evaluaciones completas de los riesgos físicos de acuerdo con nuestra Estrategia de Adaptación e intentamos estar en condiciones de informar sobre los riesgos físicos materiales específicos y los potenciales impactos financieros en años futuros. También exigimos que las oportunidades de inversión y crecimiento se analicen en función de los riesgos relacionados con el clima. Para obtener más información, consulte la página web de Cambio climático.  

 

Ejemplos de riesgos operativos relacionados con el agua

 
Riesgo de captación 
Los riesgos a nivel de cuenca se clasifican como de Nivel 1 en todos nuestros Assets operados por la minería, ya que la naturaleza de estos activos, junto con su contexto físico, tiene el potencial de impactar de manera significativa y adversa en los recursos hídricos y en los valores ambientales y/o sociales relacionados. Esto puede deberse a los impactos directos de los Assets operados de BHP o de los impactos acumulativos de nuestras actividades combinadas con las de otros dentro de una región. 

Por ejemplo, WAIO, en la región de Pilbara (Western Australia), está situada junto a las instalaciones de otras compañías mineras. El efecto acumulativo de las actividades combinadas tiene el potencial de afectar el agua subterránea que alimenta los ecosistemas locales y que posee una importancia espiritual y cultural significativa para las comunidades originarias. 

Para comprender mejor los impactos potenciales, WAIO realizó una evaluación ambiental estratégica que adoptó un enfoque regional. Un elemento clave de la evaluación era comprender los posibles impactos adversos acumulados y las estrategias de gestión asociadas a las aguas superficiales y subterráneas. También se llevó a cabo un análisis para identificar las principales características medioambientales dependientes del agua dentro de la cuenca superior del río Fortescue. 

Este enfoque innovador permitió a WAIO desarrollar acciones de gestión proactivas basadas en resultados para los riesgos de impacto acumulativo. Estas acciones ahora informan la planificación operativa a corto y largo plazo para evitar y minimizar los impactos adversos en los entornos que dependen del agua. 

En el año fiscal 2022, la mayoría de nuestros Assets operativos iniciaron un WRSA conforme al estándar Nuestros Requerimientos para el Medioambiente y el Cambio Climático. Este proceso implicó la revisión por parte de terceros de la información disponible públicamente y el compromiso de las partes interesadas por parte de terceros para determinar los desafíos compartidos en materia de agua en las regiones en las que operamos. Esto supuso un compromiso activo con diversas partes interesadas, como otras industrias, organismos gubernamentales locales, regionales y estatales, organizaciones de la sociedad civil, autoridades públicas, miembros de la comunidad local y otras partes interesadas que pueden influir en el uso y las actividades del agua en nuestras instalaciones o verse influenciadas por estos. 

Los resultados de estos WRSA pueden encontrarse aquí.

Riesgo de extracción de agua  
Consulte nuestro estudio de caso Gestión del exceso de agua en Pilbara para ver un ejemplo de cómo BHP gestiona los riesgos de extracción de agua. 

Riesgo de clima extremo  
Los riesgos de clima extremo deben gestionarse a nivel de los Assets operados. Estos riesgos se han identificado como de Nivel 1 en WAIO (ciclones), Escondida (fenómenos de precipitaciones extremas), Pampa Norte (fenómenos de precipitaciones extremas), BMA y NSWEC (precipitaciones variables que incluyen precipitaciones extremas y ciclones y períodos de sequía). 

El clima en nuestros Assets operados de BMA se caracteriza por las precipitaciones de la estación húmeda, que incluye eventos de ciclones tropicales que producen la mayor parte de las precipitaciones anuales, y una estación seca en la que se producen pocas precipitaciones. 

La gestión del agua afectada por las minas (MAW) es uno de los principales riesgos operativos relacionados con el agua para BMA. El agua afectada por las minas es la escorrentía de las lluvias, incluidos los grandes volúmenes obtenidos durante las tormentas, de las zonas mineras activas y otras aguas que se han utilizado en el proceso de minería. Suele almacenarse en las minas y las represas. Con el tiempo, esta agua puede volverse más salina debido a la evaporación o puede presentar un aumento de sólidos en suspensión debido al lavado o la erosión de la actividad minera circundante. Se la utiliza para la supresión de polvo y el lavado de carbón. Una cantidad demasiado pequeña de esta agua puede limitar la producción y su exceso puede obstruir el acceso y limitar la producción en las minas operativas. 

Las actividades de gestión del agua buscan el equilibrio entre el exceso y la falta de agua en cada sitio. Esto permite un almacenamiento suficiente para la escorrentía de las precipitaciones, no afecta la producción ni permite la descarga no autorizada del agua afectada por las minas. La gestión de la descarga de dicha agua debe realizarse conforme a las condiciones de la licencia, que en algunos casos puede implicar su gestión previa a la descarga. Una gestión adecuada debería evitar o minimizar el caudal no estacionario en quebradas y ríos efímeros, que tiene el potencial de aumentar la carga de sedimentos y sal (de no controlarse). 

Debido a los continuos fenómenos de precipitaciones extremas, la gestión del exceso de agua es fundamental para la estrategia operativa de BMA. Algunos sitios de BMA aún tienen exceso de agua tras las inundaciones de 2011, 2013 y el ciclón tropical Debbie de 2017. Una forma en la que podríamos solucionarlo es trasladando el agua afectada por las minas desde los sitios con exceso de agua hasta otros con menor cantidad. Otro control consiste en evitar la acumulación de agua adicional por exceso de precipitaciones. BHP lleva a cabo estudios detallados de forma continua que evalúan el beneficio y el costo de diversas opciones para gestionar el exceso de agua y procuran asegurar que el diseño de la infraestructura en áreas propensas a inundaciones siga siendo adecuado para el nivel de riesgo de inundación. 

Los modelos y simulaciones continuas se utilizan para informar sobre las actividades adecuadas de mitigación del riesgo de inundación, que incluyen la construcción de diques de contención y la preparación de planes de evacuación de emergencia. 

El cambio climático puede aumentar estos riesgos meteorológicos extremos e introducir otros nuevos. 

Riesgo de acceso al agua, saneamiento e higiene  
El acceso al agua, saneamiento e higiene (AASH) es un riesgo de Nivel 1 en todos los Assets operados en los que se proporcionan instalaciones de agua potable y saneamiento para la fuerza laboral y/o las comunidades. 

La naturaleza remota de muchos de nuestros Assets operados significa que BHP es a menudo el proveedor de agua destinada a bebida e higiene y el gestor de efluentes con respecto a nuestra fuerza laboral. En algunos casos, BHP ha aceptado acuerdos que extienden este rol más allá de nuestros Assets operados a nuestras comunidades vecinas. 

En tales circunstancias, nos comprometemos a dar acceso a agua potable que sea segura y confiable, y tener instalaciones adecuadas para el saneamiento e higiene. 
Por ejemplo, WAIO suministra agua potable a la comunidad de Newman, a cinco zonas mineras operativas y a una mina cerrada, y complementa el abastecimiento para nuestras operaciones en el puerto y el ferrocarril. Por lo tanto, la gestión de esta agua es fundamental para nuestras actividades y las comunidades circundantes. Para gestionar este riesgo, WAIO adoptó un enfoque de sistema de gestión sobre la base de la norma ISO 9001 que integra los requisitos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las Directrices Australianas sobre Agua Potable, así como una serie de estándares adicionales que permiten un enfoque holístico de la seguridad del agua potable y la gestión de infraestructuras. 

Nuestras operaciones también tienen el potencial de influir sobre los valores culturales y espirituales asociados con los recursos hídricos. Cuando es relevante, BHP se compromete con las comunidades locales y originarias para entender e intenta evitar o minimizar los efectos adversos potenciales o reales al valor cultural y espiritual. 

Calidad del agua  
Las actividades de BHP tienen el potencial de alterar la calidad natural o de fondo del agua dentro de las cuencas donde operamos. La calidad del agua puede verse afectada negativamente por las descargas en corrientes de agua superficiales, marinas o subterráneas, o puede producirse un aumento de la salinidad a través de la evaporación de nuestras instalaciones de almacenamiento de agua.  

Nuestras operaciones actuales y los sitios tradicionales se encuentran en jurisdicciones con regímenes normativos maduros. En consecuencia, las sustancias prioritarias de nuestras descargas suelen identificarse durante el proceso de concesión de licencias y permisos y se rigen por estos últimos en debate con los organismos reguladores. Este proceso se basa generalmente en la información pública relativa a la toxicidad potencial, los criterios ecológicos y sanitarios de las sustancias prioritarias y, cuando está disponible, en la información relativa a los niveles de fondo de las sustancias prioritarias en la región de las operaciones para determinar los límites de las descargas. Los requerimientos de seguimiento y notificación de las sustancias prioritarias también suelen estar definidos en los permisos y licencias. BHP instala equipos de tratamiento cuando está prevista la descarga de agua y los límites acordados pueden no cumplirse en ausencia de tratamiento.   

En los casos en los que las descargas no están reguladas mediante licencias o permisos, tenemos que utilizar un enfoque basado en el riesgo para determinar el control potencial de las sustancias prioritarias. Este enfoque requiere la evaluación tanto del volumen como de la calidad de la descarga y del entorno receptor. Deben establecerse las condiciones básicas o de referencia de los recursos hídricos dentro del área de influencia de cada Asset operado y debe realizarse una evaluación de los posibles impactos sobre ellas, como se indica en el estándar Nuestros Requerimientos para el Medioambiente y el Cambio Climático . Cuando los impactos adversos potenciales identificados incluyen la introducción de contaminantes en un entorno receptor a niveles superiores a los ya presentes, es necesario desarrollar programas de control adecuados para estas descargas y establecer criterios (por ejemplo, activadores y umbrales). Estos criterios se basan en las orientaciones locales pertinentes que describen las posibles repercusiones sanitarias (si procede) o ecológicas, por ejemplo, las Guías para la Calidad del Agua del Consejo de Conservación y Medioambiente de Australia y Nueva Zelanda (ANZECC), la guía del Departamento de Regulación del Agua y el Medioambiente sobre la evaluación y gestión de los lugares contaminados o el Convenio Internacional para Prevenir la Contaminación por los Buques (MARPOL).  

Alrededor del 88 % de la descarga global de agua de los Assets operados por BHP proviene de nuestras actividades de desalinización en Escondida. Las descargas de nuestro Asset Escondida se realizan al agua de mar y están reguladas por permisos gubernamentales que incluyen límites de descarga. En la sección Desempeño hídrico y en nuestros Estándares y Libro de Datos de ESG figuran otros sitios con descargas de agua. Ninguno de nuestros Assets operados vierte efluentes no tratados de las plantas de tratamiento de aguas residuales a ninguna corriente de agua. 

Consulte nuestro estudio de caso Reducción de riesgos de descargas fuera del sitio para ver un ejemplo de cómo BHP gestiona los riesgos de calidad del agua. 

Riesgo de cierre  
Consulte nuestro estudio de caso Cierre del Proyecto Beenup Titanium Minerals para ver un ejemplo de cómo BHP gestiona los riesgos hídricos en relación con el cierre. 

Riesgos relacionados con el agua en la cadena de valor  

Los riesgos relacionados con el agua pueden afectar indirectamente las operaciones a través de nuestra cadena de valor, desde el abastecimiento, pasando por los Assets operados, hasta los clientes. Por ejemplo, las inundaciones en una parte del mundo pueden afectar el abastecimiento de un insumo o un equipo crítico necesario para mantener nuestros Assets operados. Además, la mayor exigencia normativa en un determinado país o región acerca de la descarga de agua puede limitar las operaciones de producción de nuestros clientes. Esto puede repercutir en nuestra capacidad de vender determinadas materias primas. 

BHP tiene una exposición potencial a los riesgos relacionados con el agua en toda la cadena de valor y el cambio climático puede aumentar nuestra exposición futura. Los clientes y proveedores pueden estar expuestos a áreas de estrés hídrico alto a extremadamente alto. Además, muchos están ubicados en áreas con una mayor probabilidad de inundación. Debemos comprender estos factores y responder a los desafíos, junto con nuestros clientes y proveedores. Estamos trabajando para aumentar nuestra comprensión de los posibles riesgos y oportunidades relacionados con el agua en toda nuestra cadena de suministro a los que podemos contribuir o influir a través de la reducción o la mejora respectivamente. 

Para obtener más información sobre las iniciativas de la cadena de valor, consulte la página web de Cadena de valor.  

Assets no operados 

Para obtener información sobre las participaciones de BHP en empresas y alianzas comerciales que no operamos, consulte la información sobre Alianzas Comerciales No Operadas (NOJV) en el Informe Anual de BHP 2023, Revisión Operativa y Financiera, sección 6.16 - Instalaciones de almacenamiento de relaves; y sección 8 - Cómo gestionamos el riesgo. 

La administración de los recursos hídricos es tan vital para nuestras alianzas comerciales no operadas como para nuestros Assets operados. 

Participamos con nuestras alianzas comerciales no operadas para comprender mejor su gestión de los riesgos relacionados con el agua. 

Hemos trabajado con Antamina y sus accionistas para garantizar el compromiso de Antamina de alinearse con los Principios Mineros del ICMM. 

Para obtener más información sobre la Alianza Comercial no Operada de Samarco, consulte el Informe Anual de BHP 2023, Revisión Operativa y Financiera, sección 7 - Samarco. 

La gestión del agua puede generar oportunidades  

En BHP reconocemos que nuestro desempeño ambiental positivo (incluida la administración de los recursos hídricos) contribuye al valor social y a la resiliencia de la naturaleza. 

La gestión eficaz del riesgo relacionado con el agua puede contribuir a brindar beneficios de negocios, sociales y ambientales a largo plazo, tales como: 
  • más productividad;
  • mejora en los beneficios y la resistencia de la comunidad;
  • mejora en la divulgación y la gestión del agua; 
  • convertirse en un socio de elección para los gobiernos y las comunidades en las jurisdicciones nuevas y existentes; 
  • acceso a los recursos mediante la obtención y conservación de los derechos de explotación y la ampliación de nuestra actual base de Assets operados; 
  • reducción de las responsabilidades y problemas legales a largo plazo; 
  • más resiliencia de negocios a largo plazo. 
La gestión de WAIO sobre la extracción de agua representa un ejemplo de oportunidad a partir de la gestión eficaz del riesgo. La extracción en WAIO produce más agua de la necesaria para las actividades mineras. Este excedente de agua es un recurso valioso y la preferencia de WAIO es implementar un retorno controlado de esta a los acuíferos, a través de un proceso controlado de recarga de acuíferos. Dicho enfoque presenta una serie de beneficios. Busca preservar el recurso hídrico para su uso futuro por parte de BHP u otras partes, minimizar nuestra huella ambiental, promover la resiliencia de los recursos hídricos y del medioambiente, y lograr un menor impacto en los valores del patrimonio cultural del paisaje circundante, que ha sido una consideración importante para los pueblos originarios. Aprovecharemos esta oportunidad a través de nuestro nuevo CBWT para WAIO, que se compromete a dar prioridad al agua excedente para un uso beneficioso que mejore la sostenibilidad de los recursos regionales de aguas subterráneas o genere valor social.

Mediante la Estrategia de Administración de Recursos Hídricos se pretende aprovechar las soluciones tecnológicas para prevenir o reducir significativamente los impactos adversos relacionados con el agua, aumentar la eficiencia del agua y ofrecer beneficios más allá de nuestros Assets operados.

 

Hemos creado una hoja de ruta sobre las posibles tecnologías hídricas. En esta hoja de ruta se identifican los desafíos emergentes y a largo plazo y las oportunidades estratégicas para resolverlos mediante la tecnología y la innovación. La hoja de ruta se elaboró superponiendo el riesgo relacionado con el agua a nivel de Assets con la visión y los objetivos de la administración de los recursos hídricos para aprovechar las soluciones tecnológicas que impulsan una reducción de los riesgos relacionados con el agua que suponen un cambio radical y aprovechan las oportunidades de creación de valor. Entre algunos ejemplos de las tecnologías e iniciativas incluidas en la hoja de ruta se incluyen: 
  • Tratamiento del agua de decantación de relaves de Olympic Dam para su reutilización y para compensar parcialmente el suministro de la cuenca del Gran Artesiano. 
  • Recuperación/tratamiento del agua del depósito de estériles de Escondida para su reutilización. 
  • Tratamiento de aguas afectadas por las minas de BMA para su reutilización o descarga. 
Consulte nuestroestudio de caso de Tecnología para obtener más información. 

La realización de WRSA en nuestros Assets operados en consulta con las partes interesadas pertinentes ha identificado más oportunidades para abordar colectivamente los desafíos hídricos compartidos dentro de las regiones donde operamos y hemos incorporado algunas de las oportunidades identificadas a través de nuestros CBWT. Para obtener más información, consulte Desafíos hídricos compartidos.   

Para obtener más información sobre las oportunidades de creación de valor social relacionadas con el agua, consulte la página web de Valor social.

 

6  CDP es una organización internacional sin fines de lucro que gestiona el único sistema global de medición, divulgación y gestión de la información medioambiental de las empresas.