tailings view

Gestión de instalaciones de almacenamiento de relaves

Gestión de riesgos en las instalaciones de almacenamiento de relaves

BHP utiliza el "modelo de las tres líneas" de dirección y gestión de riesgos para definir las funciones que debe cumplir cada equipo dentro de la empresa en la gestión de riesgos. Este modelo establece responsabilidades claras en la gestión de riesgos y proporciona "pesos y contrapesos" adecuados que nos ayudan a proteger y aumentar nuestro valor. Nuestro enfoque respecto de la gestión de riesgos asociados a fallas en las instalaciones de almacenamiento en nuestros activos operados está alineado con nuestro enfoque estándar de gestión de riesgos, garantía y mejora continua.

Según este modelo, la primera línea está compuesta por nuestro personal de primera línea, la gestión operativa y las personas en puestos funcionales: cualquier persona que tome decisiones, implemente recursos o contribuya a un resultado, tiene la responsabilidad de identificar y gestionar los riesgos asociados. El personal y la gerencia de operaciones de primera línea son responsables de los riesgos asociados a fallas en las instalaciones de almacenamiento de relaves y la implementación de controles diseñados para reducir la probabilidad y el potencial impacto de una falla en los tranques.

Nuestras funciones de segunda línea, principalmente el Centro de Excelencia de Relaves, el Centro de Recursos de Excelencia y el equipo de Riesgos, tienen la responsabilidad de poner a disposición su experiencia, brindar apoyo, supervisar y enfrentar los desafíos en asuntos relacionados con riesgos, lo que implica la definición de los requisitos mínimos obligatorios de rendimiento para la gestión de riesgos asociados a fallas en las instalaciones de almacenamiento. La segunda línea brinda apoyo a la primera y se ocupa de supervisar las actividades de gestión de riesgos, lo que incluye la realización de revisiones y otras actividades de aseguramiento orientadas a identificar instancias que permitan comprender y gestionar mejor los riesgos asociados a fallas en las instalaciones.

La tercera línea, que comprende nuestro equipo de Auditoría Interna y Asesoramiento, es la responsable de brindar aseguramiento independiente y objetivo en el entorno de control (gestión responsable, gestión de riesgos y controles internos) a la Junta Directiva y el Equipo de Liderazgo Ejecutivo. Esto puede incluir, por ejemplo, la auditoría de la eficacia de los requisitos mínimos de rendimiento obligatorios y su aplicación a los riesgos de falla de la instalación. Los proveedores externos, como, por ejemplo, nuestro auditor externo, también pueden ofrecer garantías adicionales.

Los resultados y las acciones resultantes de las actividades de cada línea deben ser documentados, supervisados, puestos en marcha y comunicados regularmente al personal de activos pertinente, a los miembros del Equipo de Liderazgo Ejecutivo y a los comités de la Junta Directiva a través de los procesos operativos y de gestión responsable. Nuestro enfoque respecto de la gestión de riesgos asociados a fallas en las instalaciones de almacenamiento en nuestros activos operados es multidimensional y abarca la gestión de controles y la gestión responsable. Los componentes clave para ello son: 

  • el mantenimiento de la integridad del tranque
  • la operación, la vigilancia y el mantenimiento
  • la preparación y la respuesta ante situaciones de emergencia
  • la gestión responsable y el cumplimiento de normas de las instalaciones
  • la supervisión y el control a nivel de grupo
     

Enfoque hacia la gestión de riesgos en las instalaciones de almacenamiento de relaves

  • Mantenimiento de la integridad del tranque

    Siempre que sea posible, trataremos de evitar la implementación de nuevas instalaciones convencionales a favor de otras opciones como el filtrado o el diseño en el tajo. Cuando debemos utilizar una instalación de relaves, un aspecto fundamental para mantener la integridad del tranque es su selección y diseño. La base del diseño del tranque está guiada por criterios de rendimiento y diseño especificados a través del EGGRIM, el Comité Nacional Australiano de Grandes Tranques (CNAGT), la ACT o disposiciones locales que tienen en cuenta la clasificación del tranque. La garantía de calidad y el control de calidad en todas las fases de construcción de elevación o ampliación de tranques durante su operación, la gestión de cambios (identificación, evaluación y mitigación de los impactos de cualquier cambio en el diseño y la integridad del tranque) y posteriores construcciones son también fundamentales para mantener la integridad del tranque.

  • Operación, vigilancia y mantenimiento

    El núcleo de nuestro abordaje es reconocer que el mantenimiento de la integridad del tranque es un proceso permanente de evaluación continua que debe mantenerse durante la vida útil de cada tranque de relaves, incluso después de su cierre. Las prácticas de operación, vigilancia, mantenimiento, supervisión eficaz y revisión deben funcionar de acuerdo con los requisitos de diseño de la instalación de almacenamiento de relaves y cumplir con los criterios de garantía de calidad y control de calidad para garantizar que funcione según lo previsto.

    Nuestros requisitos de rendimiento mínimos y obligatorios para las instalaciones de almacenamiento de relaves fueron establecidos a fin de garantizar que los datos y los registros queden asentados y sean accesibles en todas las etapas del ciclo de vida útil de la instalación. 



    Vigilancia

    Dado que las instalaciones de relaves son estructuras dinámicas, es fundamental llevar a cabo prácticas eficaces de monitoreo, vigilancia y revisión para garantizar la continua integridad y gestión responsable de los tranques. Estos procesos abarcan seis dimensiones con detalles específicos en función de la importancia de la instalación:

    1. Sistemas de control que funcionan en tiempo real o periódicamente.
    2. Vigilancia de rutina a cargo de los operadores.
    3. Inspecciones del tranque: inspecciones más detalladas realizadas periódicamente por el Ingeniero Encargado de la Instalación de Relaves.
    4. Inspecciones de seguridad de los tranques: inspecciones anuales realizadas por el Ingeniero de Registro externo que revisa los aspectos relacionados con la integridad y la gestión de las instalaciones de almacenamiento de relaves.
    5. Revisiones de Seguridad de los Tranques (RST): realizadas por un tercero externo, como se describe más adelante.
    6. Juntas de Revisión o Administración de Relaves: se designó a un panel de expertos independientes calificados en función de la importancia del tranque y según términos específicos de referencia, con el objetivo de revisar aspectos tales como el estado actual del tranque, los cambios de diseño propuestos y los resultados de cualquier inspección o RST. 

    Revisiones de Seguridad del Tranque

    Las revisiones de seguridad de los tranques (RST) son fundamentales en nuestro enfoque respecto de la integridad y mejora continua de las instalaciones de almacenamiento de relaves. Llevamos a cabo revisiones de seguridad de tranques de acuerdo con los lineamientos proporcionadas por la ACT (Asociación Canadiense de Tranques) en su Boletín Técnico de 2016 sobre Revisiones de Seguridad de Tranques. De acuerdo con estos lineamientos, la frecuencia de las revisiones depende de la clasificación de los tranques según la ACT.

    Las DSR consisten en procesos detallados que implican la revisión de la integridad de los tranques y su gestión responsable. Incluyen una revisión de la evaluación de roturas en los tranques y la clasificación de sus consecuencias. La revisión está dirigida por un ingeniero profesional calificado externo, con un nivel adecuado de formación, capacitación y experiencia, que recibe el apoyo y aporte de otros especialistas técnicos de otros campos tales como hidrología, geoquímica, sismicidad, geotécnica o mecánica. Al finalizar la revisión, el ingeniero profesional calificado debe firmar una declaración de garantía que incluya un comentario sobre la integridad de la instalación.

  • Preparación y Respuesta ante Situaciones de Emergencia

    Los pasos de nuestro enfoque hasta aquí descritos están orientados a prevenir el riesgo de falla en instalaciones de relaves, pero existe un tercer componente fundamental que es la mitigación; mediante un sólido plan de preparación y respuesta ante emergencias apuntamos a minimizar los posibles impactos en caso de que se produzca una falla en las instalaciones, por más improbable que sea.

    Nuestro plan de respuesta ante situaciones de emergencia para nuestras instalaciones de relaves está diseñado en función del nivel de riesgo e incluye lo siguiente:

    • funciones y responsabilidades definidas de los equipos de respuesta en el proceso de extremo a extremo
    • identificación y control de las condiciones y los umbrales que exigen la adopción de medidas preventivas o correctivas
    • evaluación y mapeo de los posibles impactos de una hipotética falla significativa, que abarca impactos en la infraestructura, las comunidades y el medio ambiente, tanto dentro como fuera de la faena, independientemente de la probabilidad de que esto ocurra
    • establecimiento de procedimientos para ayudar al personal de operaciones a responder ante condiciones de emergencia en el tranque; 
    • pruebas y capacitación sobre preparación ante emergencias que incluyen desde ejercicios de procesos operativos hasta simulaciones a escala real. Los simulacros de procesos operativos y de campo se programan con una frecuencia acorde con el nivel de riesgo de la instalación
    • poner en marcha, probar e integrar nuestros planes de respuesta ante emergencias con las autoridades externas, con la realización de simulacros coordinados para garantizar una adecuada preparación y transparencia
    • comprometerse con las partes interesadas de la comunidad para mantener un estado de preparación compartido

Gestión responsable y normas pertinentes a las instalaciones de almacenamiento de relaves

Además de los componentes mencionados y de la gestión adecuada del cambio, la gestión eficaz de nuestras instalaciones de almacenamiento de relaves también requiere una clara definición de las responsabilidades y la designación de personal debidamente capacitado para las funciones clave de gestión.

Hay tres funciones clave de primera línea que exigimos a nuestros activos operados:

  • Propietario del tranque: el punto único de responsabilidad de BHP para mantener la gestión responsable e integridad efectiva del tranque a lo largo del ciclo de vida útil.
  • Ingeniero Encargado de la Instalación de Relaves: una persona de BHP debidamente capacitada que es responsable de llevar a cabo la administración general de la ingeniería de la instalación, que comprende la planificación, la operación, la vigilancia y el mantenimiento.
  • Ingeniero de Registro: un ingeniero profesional debidamente capacitado externo a BHP que es contratado por el Propietario del Tranque con el fin de mantener el diseño de la instalación, certificar su integridad y brindar soporte al Propietario del Tranque y al Ingeniero Encargado de la Instalación de Relaves en cuestiones técnicas

En cumplimiento de la norma GISTM, hemos definido las funciones de Ejecutivos Responsables (Accountable Executive, AE) que dependen directamente del Director General de BHP y responden ante el Comité de Sustentabilidad de la Junta Directiva de BHP. Los puestos de AE incluyen un AE responsable del marco de gestión de instalaciones de almacenamiento para todo el grupo BHP y diversos AE responsables de la seguridad de las instalaciones, lo cual abarca la tarea de minimizar los posibles impactos ambientales y sociales de las fallas en las instalaciones, capacitación en materia de gestión de relaves, y preparación y respuesta ante emergencias. Se comunican frecuentemente con los empleados operativos y técnicos de la instalación, y son supervisados a través de un conjunto de indicadores de riesgo clave (Key Risk Indicator, KRI), formación en gestión de relaves y capacitación en preparación y respuesta ante emergencias.

Las instalaciones de almacenamiento de relaves también pueden tener Juntas Independientes de Revisión o Administración de Relaves para reforzar el entorno de control de riesgos de falla en las mismas. BHP evalúa la clasificación del tranque, el riesgo y las circunstancias operativas para determinar si se debe conformar una Junta de Revisión o Administración de Relaves. No todas las instalaciones tienen una junta, aunque ya están establecidas (o en vías de serlo) para todos nuestros activos operados que cuentan con instalaciones con clasificación de riesgo "Muy alto" y "Extremo". En el caso de las instalaciones en las que no se requiere una junta, cumplirán esta función revisores técnicos independientes de amplia trayectoria.

Para obtener más detalles sobre nuestro enfoque sobre las normas en materia de instalaciones de almacenamiento de relaves y la supervisión y garantía a nivel de Grupo, consulte la sección nuestra trayectoria.

Para obtener más información sobre el compromiso de nuestra Junta Directiva con la gestión segura de las instalaciones de almacenamiento de relaves, la preparación y respuesta ante emergencias, la recuperación en caso hipotético de falla y la transparencia, consulte nuestra Declaración de Políticas sobre Instalaciones de Almacenamiento de Relaves de BHP.

Miami Ave Tailings removal

Reducción de fallas e impactos en las IAR

Evaluamos las 72 instalaciones de almacenamiento de relaves operadas según las Pautas de Seguridad de la Asociación Canadiense de Tranques (ACT) para evaluar las consecuencias potenciales de una falla en cada una de ellas.