orange gradient

Jaime

Jaime Rivera (él), Gerente General de Operaciones Mineras en Escondida, Chile, cree que la inclusión y la diversidad son el motor que crea entornos donde las personas se sienten respetadas, involucradas, orgullosas y felices de ser parte de nuestra compañía, en todos los niveles. Esta es la historia de Jaime.

Aunque no he experimentado obstáculos en mi desarrollo profesional, soy muy consciente de que he tenido oportunidades que supe aprovechar y que otros no tuvieron. Por eso mi atención está puesta en eliminar cualquier impedimento o sesgo que pueda impedir que las personas tengan igualdad de acceso a las oportunidades. 

En esta compañía existe un gran compromiso con la inclusión y la diversidad. Hemos avanzado mucho en nuestro objetivo de equilibrio de género y, como buscamos mantenerlo en el futuro, seguimos pensando en cómo rediseñar los roles y los procesos para garantizar que personas de todas las procedencias, capacidades e identidades puedan prosperar en nuestra compañía.

En mi caso, me motivan los valores de Nuestra Carta, en particular el valor del Respeto. Estos valores coinciden con mis valores personales y me han impulsado a promover la inclusión y la diversidad en nuestra compañía, en toda la industria minera y en mi vida personal. Por ejemplo, junto con mi esposa hemos promovido una educación para nuestras dos hijas y nuestro hijo centrada en la igualdad y el respeto por los valores, deberes y derechos de todos.

Sin embargo, lo que más me motiva es lo evidente que es que los entornos inclusivos y diversos ayudan a las personas a alcanzar su máximo potencial porque sienten que sus líderes y miembros de equipo valoran sus diferentes puntos de vista y características personales.

Si los equipos de liderazgo pueden combinar adecuadamente talentos diversos con habilidades y experiencias diversas, creo que se reforzará la capacidad de nuestra compañía para aprovechar las oportunidades que se presenten y afrontar los desafíos a futuro. Como parte de esto, todos deben sentir que hay oportunidades de desarrollo y progreso.

Debemos continuar con la evolución de nuestra cultura respetuosa, diversa e inclusiva y con el aumento en la representación de las mujeres. También debemos avanzar con más fuerza en nuestros objetivos de diversidad con respecto a la procedencia, la capacidad y la identidad. Habrá desafíos en el futuro, pero debemos continuar garantizando que nuestros equipos piensen de forma innovadora para eliminar los sesgos y paradigmas históricos que puedan existir.

No me cabe duda de que esto creará un legado para las generaciones futuras.