field in sunshine

Cómo gestionamos los riesgos del cambio climático

La responsabilidad y la supervisión de la gestión de riesgos es una parte integral de la gestión de BHP. La Junta Directiva, el Comité de Sustentabilidad, el Comité de Riesgos y Auditoría y la alta gerencia reciben periódicamente información sobre las tendencias y la exposición agregada respecto de los riesgos relacionados con el clima y del desempeño en relación con el apetito de riesgo.

Los riesgos relacionados con el clima pueden agruparse en dos categorías: riesgo de transición y riesgo físico. Los riesgos de transición surgen de las respuestas de políticas, normativas, jurídicas, tecnológicas, del mercado y otras respuestas sociales a los desafíos impuestos por el cambio climático y la transición hacia una economía con menos emisiones de carbono. Consideramos los riesgos de transición como parte de los debates sobre la estrategia, las revisiones del portafolio y las decisiones de inversión.

Los riesgos físicos incluyen los riesgos agudos resultantes del aumento de la gravedad de los fenómenos meteorológicos extremos, y los riesgos crónicos resultantes de los cambios a largo plazo en los patrones climáticos. Al evaluar los riesgos físicos, tenemos en cuenta las posibles vulnerabilidades de los activos que operamos, las inversiones, el portafolio, las comunidades, los ecosistemas, así como nuestros proveedores y clientes en toda la cadena de valor.

Los esfuerzos por mitigar el cambio climático y adaptarse a él también pueden producir oportunidades para BHP, por ejemplo, a través de la eficiencia en los recursos y el ahorro de costos, y el aumento de la resiliencia a lo largo de la cadena de abastecimiento para apoyar la continuidad del negocio.

Se proporciona un debate más amplio de nuestros factores de riesgo relacionados con el clima y el enfoque de gestión de riesgos como parte de nuestras divulgaciones relacionadas con el clima en nuestro Informe Anual. También se lo plantea en el Informe de BHP sobre el Cambio Climático de 2020, que está alineado con las recomendaciones del Grupo de Trabajo de Divulgaciones Financieras relacionadas con el Clima (TCFD) de la Junta de Estabilidad Financiera.

Anteriormente hemos publicado dos informes de análisis de portafolio relacionados con el clima que describían cómo hemos utilizado el análisis de escenarios para evaluar la resiliencia de nuestro portafolio en relación con una transición ordenada y una más rápida hacia un mundo con un calentamiento global de 2 °C. En el Informe de BHP sobre el Cambio Climático de 2020, describimos el análisis más reciente de nuestro portafolio, que incluye cuatro escenarios: Visión de la Energía Central y Visión de las Bajas Emisiones de Carbono, que utilizamos como base para nuestra planificación; un escenario de crisis climática no lineal y de mayor temperatura; y un escenario de 1,5 °C alineado con los objetivos del Acuerdo de París.

Existen limitaciones inherentes al análisis de escenarios y es difícil pronosticar cuál de ellos, en caso de haber alguno, podría llegar a producirse. Los escenarios no constituyen resultados definitivos para nosotros. Su análisis se basa en supuestos que pueden darse o no, o que pueden demostrar ser correctos, y pueden producirse o no. Además, los escenarios pueden verse afectados por factores adicionales a los supuestos conocidos.

El escenario de 1,5 °C es atractivo para BHP, nuestros accionistas y la comunidad mundial. Sin embargo, las señales actuales no indican que se hayan tomado las medidas adecuadas para impulsar la descarbonización al ritmo y la escala necesarios para el escenario de 1,5 °C. Si vemos los cambios necesarios en nuestras señales, ajustaremos nuestros casos de planificación en consecuencia. Dados los largos plazos de las nuevas inversiones, seguiremos poniendo a prueba nuestra toma de decisiones con temas y escenarios estratégicos actualizados para comprender las oportunidades que surjan.

Nuestro enfoque del cambio climático va más allá de la consideración de los riesgos relacionados con el clima y la resiliencia del portafolio. La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en los activos operados es un componente fundamental de nuestra estrategia de cambio climático, y reconocemos la importancia de tomar medidas para apoyar los esfuerzos destinados a reducir las emisiones en toda nuestra cadena de valor. También seguiremos respaldando acciones, en línea con los objetivos del Acuerdo de París, y buscaremos asociaciones para aprovechar nuestras propias inversiones en tecnologías de bajas emisiones y emisiones negativas y soluciones climáticas naturales: creemos que es lo correcto para nuestros accionistas y nuestra comunidad global.

Puede obtener más información sobre cada elemento de nuestra estrategia en bhp.com/climate.